Los concejales del Pro ya comenzaron con la campaña electoral, aunque todavía no hay certezas sobre la realización de las primarias, y muestran sus cartas cada vez que pueden. Mientras por un lado los haters amarillos critican cada decisión del oficialismo, ya sea nacional, provincial o municipal, por el otro, van marcando sus diferencias con el gobierno con cierta cautela, abiertos a posibles alianzas en el futuro inmediato.

Este lunes, varios ediles del bloque Juntos por el Cambio salieron a criticar al intendente Pablo Javkin por haber recibido (la otrora ineficiente) vacuna contra el coronavirus Sputnik V en enero pasado. "Total falta de ética y una burla a adultos mayores y población de riesgo que espera la vacuna. Deberá dar explicaciones y la nómina completa de todos los vacunados VIP de Rosario", señaló el concejal Carlos Cardozo, a través de su cuenta de Twitter.

"Nada justifica que personas que no tengan edad y no sean personas de riesgo hayan recibido la vacuna por el solo hecho de ser un funcionario público. ES INMORAL. No hay otro calificativo. Vamos a insistir en el listado de vacunados", expresó la concejala del bloque Propuesta Republicana, Renata Ghilotti.

Renata Ghilotti #RecuperemosLaRepública on Twitter

 

En tanto, los integrantes del bloque Cambiemos en el Palacio Vasallo no se subieron al primer vagón del tren de acusaciones por el escándalo por los vacunados vip y respaldaron la decisión del intendente rosarino.

"Hoy, aprovechándose del escándalo kirchnerista de las Vacunas Vip, quisieron dejar a Rosario en el mismo barro. Con Pablo Javkin  tenemos diferencias, pero somos muchos los que defendemos el enorme trabajo de los equipos de salud, que encabeza el intendente municipal", comenzó manifestando Roy López Molina, en su cuenta de Twitter, y continuó: "No somos todo lo mismo. La institucionalidad en Rosario se defiende: no hay vacunatorios VIP ni privilegios. Y hay que decirlo con claridad. Más aún, cuando tenemos el mandato de ejercer, con responsabilidad, nuestro rol de oposición".

El ex candidato a intendente del macrismo no solo reiteró su apoyo al titular del Palacio de los Leones, sino que volvió a remarca sus diferencias con algunos de sus compañeros del Pro: "De nuevo: no somos todo lo mismo. Los que quieren reeditar un “vamos por todo” versión Cambiemos, no entendieron nada. Para ganar y gobernar, debemos ser la oposición que quisimos tener, no la que tuvimos. Lo otro es vuelo corto y gallináceo".

Roy López Molina on Twitter

 

Otra de las dirigentes políticas amarillas que se mostró a favor de la inoculación del intendente fue Anita Martínez; aunque sigue en el bloque Juntos por el Cambio, la ex diputada nacional parece acercarse al ala más dialoguista del partido.

"Ayer pedimos explicaciones a Pablo Javkin por vacunarse. Hoy las dio. Creo que su caso es distinto al del escandaloso Vacunatorio VIP del kirchnerismo. Él lo hizo para darle confianza al equipo de Salud que lidera. No privilegió a sus amigos ni socios politicos. Fin del tema", afirmó la legisladora.

Anita Martinez ✋🏻🧼🤚🏻 on Twitter

 

Sin dudas, la grita amarilla local, que se inició a finales del 2019 con la elección de la presidenta del Concejo Municipal, se volvió a ensanchar con la vacunación del intendente y se empiezan a demarcar dos posiciones claras dentro de la oposición rosarina que van en sintonía con las divisiones nacionales, donde por un lado está el núcleo duro, encabezado por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich; y el moderado, impulsado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Tal vez, no hay lugar para todos y todas

Las elecciones de medio término, al no tener importantes cargos ejecutivos en juego, muchas veces generan menos expectativas en los ciudadanos. Sin embargo, para algunos políticos son el principio o fin de un proyecto (a un cargo).

De los espacios políticos que tienen en juego sus bancas en el Concejo Municipal, el Pro (Cambiemos y Juntos por el Cambio) tiene una de las misiones más importante desde que irrumpió en la escena política rosarina: mantener el nivel que obtuvo hace cuatro años.

El 23 de Octubre de 2017, el por entonces unificado Cambiemos se adjudicó un rotundo triunfo en la elección a concejales, el cual le permitió quedarse con seis de las 13 bancas que se ponían en juego para renovar en el Palacio Vasallo. 

La lista encabezada por Roy López Molina no sólo había retenido los votos que había obtenido en las Paso sino que los aumentó. Este increíble envión, que se sumaba a la ola amarilla nacional, no pudo mantener su intensidad y cayó a la par del gobierno de Mauricio Macri.

Por esto, los seis ediles del Pro que buscan conservar su lugar en el recinto (Roy López Molina, Agapito Blanco, Renata Ghilotti, Carlos Cardozo, Germana Figueroa Casas y Ana Laura Martínez) saben que no se encuentran con el mismo contexto del 2017 para repetir la hazaña y la división de posiciones dentro del partido puede ser el camino para garantizar la permanencia en el Concejo.