Los fiscales de la Agencia de Delitos Complejos y Criminalidad Organizada del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Luis Schiappa Pietra y Matías Edery dialogaron este martes con concejalas y ediles sobre las iniciativas en danza respecto del control del lavado de activos que se pretende reforzar a partir de la creación por ordenanza de una unidad específica con nuevas normas que vigilen las inversiones inmobiliarias y habilitaciones comerciales de la ciudad.

La invitación a los funcionarios judiciales tuvo por objeto escuchar sus opiniones a partir de las diversas iniciativas para modificar la ordenanza que estableció el Sistema de Control Económico Financiero de Inversiones.

Cabe recordar que se encuentran en tratamiento un mensaje del Departamento Ejecutivo, una propuesta de la edila Norma López, del Frente de Todos-PJ, de modificaciones al mismo, y proyectos de la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular y de las bancadas de Ciudad Futura y de Juntos por el Cambio.

Inició las intervenciones el fiscal Schiappa Pietra, quien indicó que la propuesta del Palacio Vasallo "es una iniciativa muy importante, interesante y muy necesaria”.

Igualmente resaltó la importancia de la tarea de distintos estamentos del Estado y dijo que “es muy difícil” realizar la actividad “sin un componente estatal” para enfatizar en “reforzar o poner el acento en una actividad de control ex ante”.

El fiscal remarcó que el proyecto de ordenanza, si es aprobado, “puede dar una respuesta importante y de colaboración” con las fiscalías y planteó que “los problemas de fondo no pueden ser abordados desde el derecho penal”. También resaltó que “la información que se recabe puede ser muy útil” para la tarea.

Asimismo, Schiappa Pietra apuntó que “el narcotráfico no son 4 chicos que se disparan en barrios vulnerables, es un mercado muy profundo con rentas significativas”. En tanto, consideró que una “instancia administrativa va a ayudar para comprender éstos fenómenos” y marcó “es muy loable esta iniciativa”.

A su turno, el fiscal Edery agradeció la posibilidad de poder aportar en el tema y mencionó que en algunos casos están trabajando de manera conjunta con la Justicia Federal, con la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

Precisó respecto a las tres etapas del delito de lavado, el momento en que se pone en marcha el proceso “a través de una persona insolvente”, la estratificación y la consolidación. Y como ejemplo indicó que en el caso del primer juicio a Esteban Alvarado, “todos los delitos estaban en la etapa de consolidación”, por lo que destacó que ello “exige un trabajo” de importancia.

En tal sentido indicó la posibilidad que de trabajar el municipio se podría hacerlo “en la instancia de la habilitación”, con lo cual “se podrían ver cuestiones de lavado en el primer momento”. Ante una pregunta del edil  Rosselló si a partir de una instancia anterior podría ser “más exitosa” la tarea indicó Edery que  “sí daría más posibilidades” a la tarea investigativa.

Por su parte, la concejala Jessica Pellegrini consultó respecto si deben ponerse de manera taxativa en el proyecto qué rubros son objetos del control y los montos. Los fiscales consideraron que podrían ponerse algunos, pero estimaron que no es conveniente enumerar de manera taxativa los mismos.

En el final de la reunión, la titular de la comisión de Gobierno, Caren Tepp, explicó que existe una propuesta de texto unificado y pidió a los diversos ediles su análisis y que se hicieran las consideraciones correspondientes, a partir de la exposición de los fiscales.