Dentro del FPV hubo amplio rechazo a la boleta electrónica (Télam)
Dentro del FPV hubo amplio rechazo a la boleta electrónica (Télam)

Senadores del bloque que lidera Miguel Ángel Pichetto del Frente para la Victoria (FPV) anticiparon que no apoyarán la reforma electoral que impulsa el Poder Ejecutivo, tras la reunión que mantuvieron con gobernadores de seis provincias.

Los legisladores del FPV declararon la "imposibilidad" de apoyar el proyecto tal cual fue aprobado por Diputados y solamente se comprometió a "seguir analizando herramientas" para mejorar el sistema electoral.

El pronunciamiento es el resultado de la fuerte resistencia a la reforma electoral de la mayoría de los gobernadores que concurrieron ayer al Senado a dar su opinión sobre la iniciativa. De las 10 provincias representadas, apenas dos (Entre Ríos y Tierra del Fuego), dieron su visto positivo a la boleta electrónica que impulsa el Gobierno.

El resto de las provincias manifestó su rechazo al voto con chip electrónico. A la cabeza de la rebelión y en contra de darle a la administración de Mauricio Macri su ansiada reforma electoral se pusieron los gobernadores Carlos Verna (La Pampa) y Gildo Insfrán (Formosa).

La discusión interna se saldó en poco más de dos horas de debate de la que participaron 37 de los 41 senadores del FPV y 10 provincias. Además de Insfrán y Verna, estuvieron los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan); los vicegobernadores de Santa Cruz, Pablo González, y de Santiago del Estero, José Néder, y el secretario de Gobierno del Chaco, Horacio Rey.

Al término de la reunión se distribuyó un comunicado en el que se establece de manera taxativa "la imposiblidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado por Diputados". La postura se basa en el testimonio de los "expertos informáticos" y sus explicaciones sobre "la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos propuestos".

Tras manifestar la "valoración positiva de incorporar de manera gradual tecnología" y destacar la necesidad de que "todo proceso de reforma en cuanto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso y acuerdo de las distintas fuerzas políticas", los senadores terminan por demorar el proyecto del Gobierno sin una fecha de efectivo tratamiento.

"En conclusión, el bloque seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral", sostiene el comunicado.

Escuchá al gobernador del Chaco, Domingo Peppo, en Sí 98.9