Los ediles de la comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana, se reunirán la próxima semana con la titular del área en el municipio, Carolina Labayru, y plantearán la necesidad de conectar las alarmas comunitarias al servicio de emergencia del 911.

La concejala Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, planteó la necesidad de un convenio con el 911 de la Policía provincial, para marcar que “si no está conectado con el 911 no sirve”.

Respecto a las alarmas comunitarias la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, recordó que “eran disuasivas porque cuando sonaban todos los vecinos salían a la calle” y planteó la necesidad que “en vez de salir todos llamen al 911”.

En la ciudad hay instaladas 318 alarmas comunitarias en cinco barrios. A principios de marzo, el intendente Pablo Javkin anunció la recuperación del sistema de alarmas comunitarias que se encontraban fuera de servicio. Una vez finalizado el operativo en Agote los trabajos continuarán en Azcuénaga, Las Heras, Villa Urquiza y Parque Casas hasta que todo el sistema esté en funcionamiento.

“Son 127 alarmas y estamos recambiando todo el equipamiento: baterías, paneles, controladores que tienen las vecinas y los vecinos”, mencionó y agregó: “Esto tendrá un avance importante, las alarmas estarán conectadas al sistema 911, el solo hecho del accionamiento de la alarma va a implicar el aviso a la central”.

En el encuentro del próximo lunes con Carolina Labayru, los concejales pedirán que se haga efectiva la conexión de las alarmas comunitarias con la central policial.