El diputado nacional Federico Angelini, de Juntos por el Cambio, radicó en Tribunales un recurso de amparo para contrarrestar la decisión del Poder Ejecutivo provincial de suspender por esta semana las clases presenciales en las escuelas, en línea con lo establecido por el decreto nacional anunciado el viernes pasado por el Presidente Alberto Fernández.

"Estamos convencidos de que las clases deben ser presenciales, para garantizar a nuestros chicos su futuro y el de nuestro país. Ya se perdió un año de presencialidad en 2020 y no podemos permitir en este año que empecemos de nuevo con virtualidad y presencialidad y vuelta a la virtualidad", reprochó el legislador rosarino, uno de los críticos más acérrimos de las decisiones que adopta Nación para enfrentar la crisis sanitaria que impone la pandemia.

La suspensión de la presencialidad, de acuerdo con lo dispuesto por el Gobierno de Santa Fe, regirá por esta semana, con el objetivo de desactivar situaciones que propicien contagios de coronavirus y así aminorar la demanda de camas de terapia intensiva en los hospitales públicos y sanatorios privados de la ciudad, todos por encima del 90% de ocupación.

Angelini, dirigente del partido con el que Mauricio Macri como Presidente rebajó el Ministerio de Salud al rango de Secretaría, corrió por izquierda la decisión del gobierno del Frente de Todos:

"Quien toma estas medidas no dimensiona que el nivel de acceso a las tecnologías que se necesitan para tener clases virtuales acceden muy pocos chicos: conexión estable, varias computadoras en su casa. Eso afecta la capacidad de los chicos de educarse como corresponde", chicaneó. Y fue por más: "Dicen una cosa para la tribuna y otra la que terminan haciendo. Hoy hay miles de chicos que no pueden acceder a educación porque no tienen lo que necesitan. Se podría haber evitado este Decreto de Necesidad y Urgencia", dijo.

Por otra parte, Angelini en diálogo con Sí 98.9, cuestionó el momento y el tono de Perotti para hacer el anuncio: "El gobernador le faltó el respeto a todos los santafesinos avisando el domingo a la noche. Le jodió la vida a miles de familias de rosarinos y sanlonrecinos. Se trataba de no adherir al DNU, porque hay otras provincias que no adhirieron. Hay muchos aspectos del decreto a los que Santa Fe no adhirió. por ejemplo, distintos rubros como los shoppings, que siguen abiertos".