Agricultores familiares venidos desde la provincia de Salta cortaron el tránsito este jueves en Pueyrredón al 700, donde Federación Agraria Argentina celebra su congreso anual. La medida es expresión de protesta contra la conducción de la entidad gremial agropecuaria que conduce el mendocino Carlos Achetoni. Se debe a que no les permiten el ingreso al plenario para que no puedan votar en disidencia con el oficialismo federal, según denunciaron.

"Hemos viajado dos días, 2000 kilómetros para llegar acá. Hace 6 meses que nos vienen traspapelando las entidades, nos cambiaron nombre, fechas, firmas, mucho trabajo para estar acá con todo en regla. Esta mañana presenté un cheque para hoy y dicen que no pueden comunicarse con el banco para saber si el cheque es bueno o no. Mentira. No nos quieren dejar votar porque saben que somos mayoría. Saben que si las economías regionales nos juntamos los volteamos", explicó una agricultora salteña, ofuscada por lo que entiende es una maniobra de la conducción de FAA por proscribir a esas organizaciones de la agricultura familiar.

El cheque aludido corresponde a las cuotas sociales que toda entidad federada debe tener al día para participar de la vida institucional de la entidad gremial del campo.

Actualmente, y desde hace años, los pequeños y micro productores y emprendedores del universo de la agricultura familiar pugnan por mayor representación en la FAA. Esto debiera expresarse en el Congreso Anual que se celebra este jueves y viernes en el salón del hotel Ariston, y donde todas las filiales y entidades federadas deben votar y elegir la nueva comisión directiva.

"Cada uno aquí es una entidad, y hemos sido elegidos directamente. Tenemos 48 votos (para sufragar en el Congreso de FAA) pero no nos dejan votar. Nos ponen esa excusa del cheque para no dejarnos entrar. Vamos a entrar de prepo si no podemos, no hice 2000 kilómetros al pedo", se ofuscó.  

"Que entienda esa gente de traje y corbatita que entró que nosotros seguimos trabajando con la azada, le damos de comer al país, hacemos papa, lechuga, zapallo, calabaza, y sin máquina ni tractores. Somos seres humanos que nos levantamos a las 4 am para pasar el surco", concluyó.