Un homenaje al general Manuel Belgrano en las Cuatro Plazas fue el marco para que un amplio arco político se reúna en el comienzo de año. Oficialismos, aliados y algunos opositores aprovecharon la ocasión para generar vínculos, pulir roscas y afinar ideas en un año que empieza a acomodarse al ritmo de las elecciones intermedias.

La presencia del ministro de Defensa, Agustín Rossi, le dio impronta nacional aunque su espacio La Corriente ha logrado ganar terreno en el gobierno de Omar Perotti con la designación en el ministerio de Gobierno de Roberto Sukerman, rossista de primera hora, que estrenó el cargo con declaraciones picantes.

"Hemos instruido desde el Ministerio de Seguridad a las fuerzas policiales para desactivar los cortes que venían haciendo los transportistas autoconvocados. No vamos a tolerar más acciones de este tipo. Una cosa es el reclamo legítimo, otra la modalidad", dijo Sukerman en su primera atención a la prensa como ministro de Gobierno.

Enseguida se refirió a la relación con la Legislatura y se quejó: "No puede ser que avancen solamente los proyectos de los legisladores y ninguna de las iniciativas del gobernador Omar Perotti". 

 

 

Hasta el intendente Pablo Javkin, que en las últimas horas debatió con los vecinos por el nuevo sistema de transporte, encontró un rato de distensión después de los discursos y charló unos diez minutos a solas con el Chivo Rossi. El ministro también conversó, minutos antes, con el senador nacional y mano derecha del gobernador Perotti, Roberto Mirabella.

"Hace mucho que no lo veía, nos tenemos un enorme respeto. Nos conocemos hace tiempo, compartimos el Concejo en 2001 y en momentos difíciles de mi vida, Agustín tuvo gestos importantes conmigo y eso lo valoro. Además, la ciudad necesita coordinar con su cartera temas de la vacunación ", apenas soltó el intendente a los medios. Por el tono y la duración de la charla, la política tiene que haber estado presente.

Hablando de transporte, la que atendió a los medios para explicar qué puede pasar con la reforma del sistema fue María Eugenia Schmuck, presidenta del Concejo. "Vamos a tener que cambiar la cultura con la que usamos el colectivo. Todo cambio trae resistencia, pero pensemos que el uso de las líneas troncales va a provocar que más gente circule por las grandes avenidas", explicó, con mucho más optimismo que el propio intendente.

En representación del gobierno provincial, con Perotti convaleciente de una operación de hernia, habló Alejandra Rodenas. La vicegobernadora leyó un discurso y después acompañó a Rossi en la charla con los periodistas, aunque no fue muy demandada por la patria movilera. También estaban el encargado del camporismo sanatfesino Marcos Cleri, el senador Marcelo Lewandowski, el diputado Leandro Busatto y la diputada nacional Josefina González, además de la rossista rosarina, la concejala N orma López. Todos posaron para una foto final con el "Chivo"