En una resolución emitida este martes 23 de febrero, el juez Fabian Lorenzini, que entiende en la causa del default de Vicentin, rechazó el pedido de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) de investigar “la verdadera naturaleza y los alcances de la venta del 16,67% de las acciones que la concursada poseía en Renova SA”

El pedido de la AFIP fue cursado el 30 de septiembre del año pasado y constaba de la solicitud de la formación de un incidente de investigación.

El reclamo del ente público tiene que ver con conocer cuál fue el mecanismo y el destino de los ingresos de la venta de Vicentin del 16,67% de su tenencia accionaria en Renova a Renaisco BV, una filial de Glencore Agriculture realizada el 2 de diciembre. Apenas dos días antes de declararse en “stress financiero”.

 

Fabián Lorenzini, juez de primera instancia en lo Civil y Comercial de Reconquista.
Fabián Lorenzini, juez de primera instancia en lo Civil y Comercial de Reconquista.

 

A partir de esa venta la anglo suiza Glencore es el accionista mayoritario de Renova SA con el 66,67% de las acciones y Vicentin mantendría 33,33%.

Renova es una empresa que produce harinas y aceites de soja en Timbúes, y biodiesel en San Lorenzo, creada por ambas firmas en 2007. Y se la considera la procesadora de soja más grande del mundo.

El abogado de un grupo de los bancos internacionales acreedores de Vicentin, Mariano Moyano, explicó en su momento que por la venta de las acciones de Renova, “el grupo recibió 122 millones de dólares que no solamente fue una operación que no le fue informada a los bancos extranjeros, como tenía obligación de hacerlo, sino que ese dinero tampoco ingresó por las vías normales a la empresa".

En la resolución emitida esta semana el juez explica que “la Afip pretende la formación de un “incidente de investigación”, proponiendo una sustanciación amplia en materia probatoria y a modo de una verdadera medida preparatoria, con la finalidad manifiesta de declarar ineficaz o inoponible aquella venta de acciones, realizada por la sociedad Vicentin, antes de su presentación en concurso”.

El magistrado no hizo a lugar al pedido de Afip por entender que no corresponde a un hecho propio del concurso de acreedores que dirige, y que en caso de ser investigado en el concurso tendría que ser autorizado por la mayoría de los acreedores.

No es la primera vez que Lorenzini argumenta en este sentido ya que en octubre del año pasado rechazó un planteo similar presentado por la Afip y el Banco Nación que tenía como objeto investigar la venta de las acciones del frigorífico Friar.

“Todo ello sin perjuicio de que el acreedor pueda iniciar la acción ordinaria correspondiente, en los tribunales competentes, con anoticiamiento oportuno al juez concursal”, aclara la resolución que patea fuera de la cancha el pedido.

Por otro lado, el juez de Reconquista asegura que esa venta ya ha sido analizada y expuesta por Andrés Shocron, uno de los veedores que había propuesto el comité de acreedores y que en diciembre del año pasado fue nombrado interventor.

“En su informe de intervención número 3 sustentados en los informes bancarios, contratos y resúmenes de cuenta a los que tuvo acceso en el marco de sus actividades funcionales”, asegura Lorenzini quien manda a la Afip a revisar los expedientes.

 

Carlos del Frade on Twitter

 

El diputado provincial Carlos Del Frade, miembro de la Comisión de Seguimiento del Caso Vicentín en la Cámara de Diputados, afirmó que “esta resolución garantiza impunidad para los directivos del consorcio y traba la necesidad del pueblo argentino en su conjunto de saber qué se hizo con el dinero del Banco Nación. Es lamentable que un juez de la provincia no quiera que se sepa qué hicieron con los dineros de los productores y la población en general. El juez Lorenzini tiene que empezar a explicar por qué protege a delincuentes de guante blanco”.