En el marco de las cifras del Indec que fijaron el costo de la canasta básica total (CBT) en algo más de 95 mil pesos, en Santa Fe el Ipec arrojó también sus guarismos en cuanto a escalada de precios. Algunas décimas por debajo del 6,2% de inflación a nivel nacional que dejó abril.

El informe mensual del Instituto Provincial de Estadística y Censo (Ipec) halló que la variación interanual de abril en la canasta de precios en Santa Fe ha sido de +56,2 por ciento, unos puntos por encima del promedio nacional, que el Indec fijó en 51,3%. 

Por otra parte, los precios en la provincia treparon en abril 5,9% respecto de marzo, y eso engordó la cuenta del 2022: la inflación acumulada en Santa Fe desde diciembre pasado es de 22,6%. 

Inflación mensual en Santa Fe: comer encareció 7%, y vestirse, 9%

Los rubros que registraron mayor índice de aumentos son los siguientes: 

Indumentaria, 8,8%. Respecto de abril de 2021, registró un encarecimiento de 72%.

Alimentos y bebidas, 6,7%. Respecto de abril 2021, encareció 64%.

Educación, 6%. De abril 2021 a hoy, aumentó 68%.

Atención médica y gastos de salud, 5,9%. 53% de aumento interanual.

Esparcimiento, 5,8%. En los últimos 12 meses, este rubro incrementó precios por 44%.

Transporte y comunicaciones, 5,6%. 50% de aumentos desde abril 2021.

Cómo se mide

El Índice de Precios al Consumidor de Santa Fe es un indicador que mide los cambios en el tiempo del nivel de los precios de los bienes y servicios adquiridos para consumo por los hogares residentes en la Provincia. El operativo de campo se lleva a cabo de forma continua en la provincia de Santa Fe y consiste en el relevamiento mensual de aproximadamente 22.400 precios en alrededor de 1.000 locales informantes. En el relevo se visitan los establecimientos, supermercados y tradicionales (resto de los negocios) seleccionados para relevar precios de los distintos bienes y servicios que componen la canasta. Como herramienta de relevo se dispone de un formulario. La mayoría de los precios que intervienen en el cálculo surgen de la observación directa (es decir,se obtienen a partir de entrevistas en los puntos de venta o a través de operativos de relevamiento organizados desde la oficina central). Adicionalmente, existe un pequeño grupo de precios tarifados o compuestos, que se obtienen a partir de cálculos especiales realizados con base en la información sobre diversos componentes del precio final de los productos.