Nadie se escapa del tarifazo y, lamentablemente para los golosos, tampoco los chocolates. La tradicional compañía Vauquita, famosa por sus alfajores repletos de dulce de leche, atraviesa una crisis de la que difícilmente pueda salir. Directivos de la firma se encuentran acorralados por el aumento de servicios como luz y gas.

La fábrica ubicada en Trenque Lauquen, al oeste de la provincia de Buenos Aires, pasó de abonar 32 mil pesos en concepto de gas a 132 mil, mientras que en la luz pasó de 10 mil a 27 mil pesos mensuales. "Nos vino así, de golpe casi el triple. Se pagó todo pero no sé cómo vamos a hacer en mayo o junio, que es cuando consumimos más", sostuvo Guillermo Guzmán, directivo de la empresa en diálogo con el noticiero local Noticias 12.

"No nos queremos achicar, no queremos trabajar ni producir menos, pero se complicará para cobrar los haberes", recalcó Guzmán. Actualmente la fábrica elabora unas 52 mil tabletas por día además de una amplia variedad de alfajores y chocolates.

Lo irónico es que durante la última campaña, María Eugenia Vidal había visitado la planta de la empresa con el actual ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y hasta se había declarado "fan" de su tradicional producto. "¡Qué difícil contener la tentación!", había escrito en su Facebook personal.