Los productos de la Canasta Básica total (alimentos, indumentaria, y algunos servicios) que requiere una familia tipo para no caer debajo de la línea de la pobreza, ascendió en octubre a 24.241 pesos, un 7,5% más que en septiembre según informó este jueves el Indec. El presidente lo adjudicó a “las turbulencias de los últimos meses”.

El organismo informó también que ese mismo núcleo familiar, conformado por dos adultos de 35 y 31 años, y dos niños de 6 y 8 años, necesitó de 9.735 pesos para comprar la Canasta Básica Alimentaria (CBA), la cantidad mínima de comida para no caer en la indigencia, cifra que también subió 7,5% respecto al mes precedente.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos dio cuenta también que con estos aumentos la CBA acumuló una suba del 46,5% en lo que va del año, y 51,5% en los últimos doce meses, mientras que la CBT aumentó 45,4% y 54,6% respectivamente.

El índice de pobreza alcanzó al término del primer semestre del año a 27,3%, por debajo del 28,6% de igual período del año pasado pero con un crecimiento respecto del 25,7 del segundo semestre de 2017, informó a fines de septiembre el Indec.

En tanto, la indigencia, entendida como los pobres cuyos ingresos ni siquiera les alcanza para comprar el mínimo de alimentación indispensable para la subsistencia, bajó en relación al primer semestre de este año a 4,9% contra 6,2%, de igual período del 2017, pero subió 0,1% respecto al segundo semestre.

Luego de que el Indec diera a conocer las cifras, el presidente Mauricio Macri indicó que el aumento en el índice de la pobreza respecto al segundo semestre del año pasado "refleja las turbulencias de los últimos meses", en relación a lo que paso a partir de abril, y advirtió que "esta crisis tiene que ser la última" porque auguró que "pasada la tormenta, vamos a crecer".