Al aumento de los combustibles de este miércoles se le suma una nueva suba en las carnes. Según informó José García, titular de la Asociación de Carniceros de Rosario, en Sí 98.9 la carne de cerdo aumentó hasta un 30% en lo que va del mes y el pollo otro 15%.

El dirigente de los comerciantes indicó en diálogo con Ya Fue que "Pese a la situación de la pandemia las carnicerías han aumentado sus ventas, principalmente las de barrio". Sin embargo advirtió que esto no implica que se está vendiendo más carne ya que " la oferta es medianamente chica para la demanda que hay".

García detalló que a los carniceros los frigoríficos les aumentaron entre un 8 y un 10% en los últimos quince días "pero aún no fue trasladado" al consumidor. "Nosotros esperamos a ver si eso continúa, si es un aumento circunstancial. Pero se ha mantenido, el comportamiento del mercado ha sido igual", detalló.

"Es un momento muy especial, no está para aumentar. El vecino ha elegido a los comercios de barrio, para no ir a lugares con mucha gente y eso también lo cuidamos", indicó. 

El representante de los Carniceros detalló que el consumo se mantiene "más o menos igual" y la crisis no afectó aún la elección de los cortes. "Lo único que estuvo detenido un tiempo fue el asado de costilla, cuando la gente no podía reunirse para hacerlo a la parrilla. Después de la liberación se normalizó", contó. 

"El cerdo inevitablemente no podemos no trasladarlo. El pollo tiene semanas que aumenta un 15 o un 20% y la semana siguiente se baja. Hay momentos del año que están relacionados a faltantes", aseguró. 

Por último, al ser consultado por Federico Fiscella por el impacto del aumento de los combustibles en el precio de las carnes, García aseguró "que el transporte influye muchísimo y eso seguramente se va a trasladar al precio".