La economía santafesina suma un poco más de actividad desde este miércoles, con la entrada en vigencia del decreto 382, que Omar Perotti firmó ayer luego de consensuar con intendentes y empresarios la forma de reanudar el comercio y algunos servicios. No en todas las localidades. El Gran Rosario y el Gran Santa Fe esperan que hoy llegue el permiso del gobierno nacional para poder replicar esa reapertura. Fuentes de la Casa Gris descuentan que así será, y deslizaron que el esquema implicará el cambio de horario bancario, de 8 a 13, para dar lugar a la tarde para la atención comercial.

El gobernador mantuvo ayer reuniones por video conferencia con más de 100 intendentes, empresarios y comerciantes de 53 localidades. En cada comuna y municipio -menos los de Gran Rosario y Gran Santa Fe- reabre desde hoy el comercio minorista y mayorista, las inmobiliarias, servicios de fletes y mudanzas, profesiones liberales, talleres mecánicos, peluquerías y servicios afines, lavaderos, services automotor, cobranzas a domicilio y obras de construcción privadas con hasta 5 personas presentes a la vez y sin que ello implique ingresar a viviendas con moradores. 

El Ejecutivo estableció por decreto que en cada localidad -al menos en las de más de 20000 habitantes- se haga funcionar por la mañana a los bancos, oficinas de trámites, pago de impuestos y servicios, estudios y consultorios privados, y por la tarde se habilite el comercio. Perotti bajó esa línea orientativa que luego plasmó en un decreto consensuado. El trazo final por ahora queda a criterio de cada jefe municipal, según las particularidades de cada localidad. El gobernador propuso que el horario sea los sábados, de 8 o 9 a 15, y entre lunes y viernes de 14 a 19. No obstante, hubo intendentes que se inclinaron por habilitar los comercios a las 12.30 o 13, cuando sus bancos cierran, hasta las 5 o 6 de la tarde. 

"Lo único, tratar de que no coincida el horario comercial con el bancario para evitar que se junte mucha gente en la calle. Esta apertura ya no es solo para pequeñas localidades sino para ciudades como Venado Tuerto, Reconquista, Rafaela", citó José Luis Freyre, secretario de Regiones, Comunas y Municipios. 

En Rosario se abrirá el panorama en turno desdoblado: bancos y trámites por la mañana; comercio por la tarde.
En Rosario se abrirá el panorama en turno desdoblado: bancos y trámites por la mañana; comercio por la tarde.

Hubo consultas por otras actividades que Nación todavía no autorizó a funcionar, tales como gimnasios y rubros vinculados al esparcimiento. Sigue la cuarentena para ellos.

También sigue el aislamiento duro para los dos aglomerados de la provincia. La potestad aquí es del gobierno nacional, que ayer no definió una respuesta. Perotti habló con el ministro de Salud, Ginés González García, quien se inclinó por flexibilizar la cuarentena en Rosario y Santa Fe también, siempre con los recaudos del caso.

Trascendió que esos cuidados incluirían el cambio de horario de atención bancaria en Rosario: de 8 a 13, a partir del jueves o viernes. 

Perotti hizo hincapié en que el estado de emergencia continúa a pesar de las dispensas parciales. "No se flexibiliza ninguna medida sanitaria, la política de salud sigue siendo la misma. Nuestro deseo es cuidarnos entre todos y tender a mover al máximo la economía", dijo el jefe del Ejecutivo, acompañado por sus ministros Rubén Michlig y Daniel Costamagna.