Los tres motivos por los que dan ganas de dormir cuando llueve

Los días de lluvia solo dan ganas de quedarse en la cama, y dejar de lado la rutina y las obligaciones diarias. Y esto, lejos de ser vagancia o comodidad, tiene una explicación científica. Acá van los motivos avalados por los  científicos para dar rienda suelta a este placer que, eso sí, no puede aún justificar un certificado médico.

Compartir en Whatsapp Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Facebook Mesenger Compartir en Facebook Mesenger
1

Aumento de melatonina

null

La sensación de tranquilidad y sentir un poco de sueño en los días de lluvia es totalmente normal. Este fenómeno tiene una explicación científica y es que durante estas jornadas se produce más melatonina, la hormona encargada de hacer dormir al cuerpo. Lo mismo sucede en los días nublados. Es que cuando hay sol se deja de producir esta hormona y el cuerpo se encuentra más activo.

Compartir
2

Petricor relajante

null

Otro de los motivos por lo que la ciencia explica que es satisfactorio dormir cuando llueve es el petricor, es decir, el olor a lluvia. Este olor resulta de la mezcla, gracias al agua, de los aceites de los árboles con una geosemin, sustancia producida por las bacterias que habitan el suelo. Además la lluvia también da la posibilidad de que se pueda oler el ozono, molécula que se puede comparar con el olor a ropa limpia o a cloro. Todo esto genera un aroma relajante.

Compartir
3

Sonido somnífero

null

En tercer lugar se encuentra el sonido rítmico y somnoliento de las gotas sobre el techo, ventana o paraguas, que tienen volúmenes inferiores a otros ruidos de frecuencias más altas, por lo que la actividad cerebral disminuye mejorando la calidad de sueño.

Compartir

Seguí leyendo