Las cinco recetas de la abuela para curar el mal de ojo

¿Te están por echar del trabajo? ¿Se te complicó un procedimiento médico de rutina? ¿Tu ex no hace más que ponerte piedras en el camino? ¿No encontrás ese papel clave para la operación inmobiliaria que querés cerrar de una vez? A veces la vida parece complicarse y hay quienes, creer o reventar, hablan del "mal de ojo". Si existe o no, es todo un debate. Lo cierto es que cuando la energía negativa fluye alrededor, lo que se impone es revertirla. Y entonces le gran pregunta: ¿cómo?

Rosarioplus.com hizo un relevamiento, absolutamente ¿científico? Una especie de ronda entre "expertos" en la materia. Y acá van, con toda la buena onda del mundo, aunque nadie pueda comprobarlo, algunos métodos para curar el "mal de ojo", como se dice informalmente cuando se supone que alguien (conciente o inconcientemente, te mandó mala energía y te está afectando). A probar entonces el top five. Lo que podés estar seguro es que, si no se te va el mal de ojo, al menos se vas a reír un buen rato. Cortesía de la casa. 

Compartir en Whatsapp Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Facebook Mesenger Compartir en Facebook Mesenger
1

Agua bendita, un clásico

null
Lo que primero se hace, según todos, es buscar agua bendita. Se puede buscar en alguna iglesia, también pedirle a la vecina que suele darnos estampitas con la mejor onda. No importa tanto ser creyente como creer en la energía positiva. Al fin de cuentas, es agua, con más o menos "poder", según a quién se le pregunte. Pero agua al fin. Mal no le hace a nadie. Hay que tomar unos traguitos o bañarse, según el grado de mala suerte.
Compartir
2

Ponerle clavos a un limón

null
A que esta no la sabían, ¿eh? Parece ser que si se le ponen clavos (mejor de hierro) a un limón todo mejora. Ahora, por qué un limón en vez de una naranja o una mandarina, no se sabe. Y por qué clavos. Si acaso es más fácil poner escarbadientes o fósforos. Pero bueno, si la van a hacer, háganla bien. A comprar el limón y pasar por la ferretería, a laburar para que vuelva la buena suerte.
Compartir
3

Darse baños con sal marina

null
La sal tiene la propiedad de eliminar la malasuerte y atraer la buena. Eso dicen los que saben. Claro que si se habla de sal ordiaria, de mesa, sería demasiado fácil. Para los rituales, siempre tiene que existir un "extra" que los haga más elegantes. Así que, gente, a bañarse con sal marina. Bueno, a poner un poco de esa sal en un jarrito con agua tibia, así se diluye, y después se lo tiran antes de salir de la ducha. ¿Funcionará?
Compartir
4

Pasar un huevo sobre la cara

null
Los huevos no solo funcionan cuando uno se recibe en la facultad y se los tiran por la cabeza. Dicen que, si pasás un huevo crudo sobre tu cara, cuando andas de mala racha, la situación se revierte. Para que funcione dicen que es ideal que un amigo lo filme de cerca y lo suba a YouTube. No, mentira, no dicen eso, pero seguro es más gracioso así que lo recomendamos. 
Compartir
5

El infaltable muñeco "no maldito"

null
Con insistencia, en la ronda de expertos hablaron de la necesidad de "sacar" la mala onda y ponerla en un pequeño ejemplar de uno mismo. Se puede armar un muñeco con tela, en este caso se puede atacarlo a piñas, o la versión más fácil es dibujar en papel, para luego quemarlo. De lo más aliviante el proceso. Y hasta acá llegamos. Buena suerte, gente con mala suerte. 
Compartir

Seguí leyendo