Cinco tips para pasar unas fiestas saludables y responsables

La Defensoría del Pueblo brindó una serie de recomendaciones para que los santafesinos pasen bien Navidad y Año Nuevo

Compartir en Whatsapp Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Facebook Mesenger Compartir en Facebook Mesenger
1

A la hora de comprar, ser responsable

null

Antes de comprar algo, mejor preguntarse: ¿es necesario? Un regalo pensado es mejor recibido que una compra costosa e impersonal. Y en esta época, un recordatorio: no endeudarse en exceso. Si son compras financiadas en cuotas, recordar que esto afecta los ingresos de los meses siguientes.

Si se realizan compras por internet, recordar que se trata de los mismos derechos que comprando en un comercio, y en todos los casos cabe solicitar factura de compra y verificar la extensión de la garantía del producto. Controlar el resumen de la tarjeta de crédito y los débitos en la caja de ahorro, para en caso de ver diferencias, realizar un reclamo al banco.

Se sugiere favorecer productos locales, ecológicos, reutilizados y reciclados. Son comunes las ferias que se organizan ofreciendo este tipo de productos. Cabe pensar también en los residuos y la basura que genera el envase y los envoltorios de los productos.

Compartir
2

En caso de viajar, respetar normas de tránsito

null

En caso de emprender un viaje en vehículo hacia otra ciudad o provincia, cabe recordar los límites de velocidad, al conducir no beber alcohol, planificar previamente el viaje, salir con tiempo para que el viaje sea un disfrute y arribar con tranquilidad.

También se recomienda al momento de realizar un viaje, descansar y no beber alcohol, mantener una velocidad moderada, realizar las maniobras de adelantamiento solo en condiciones seguras, evitar todos aquellos objetos que puedan producir distracciones (mate, cigarrillos, teléfono celular, etc.) y practicar en todo momento una conducción defensiva, es decir, respetando a los demás conductores con la paciencia y tolerancia que la circulación exige en estas circunstancias de gran movilidad y tránsito vehicular.

Además, se recuerda que se debe revisar la documentación obligatoria para circular antes de iniciar un viaje a fin de evitar contratiempos.

Desde la APSV recomiendan consultar el estado del tránsito y del tiempo antes de salir y elegir el itinerario más seguro. 

El cinturón de seguridad deben llevarlo abrochado todos los ocupantes del vehículo no solo el conductor y el acompañante que viajan en los asientos delanteros. Los niños deben viajar en el asiento trasero, considerado el lugar más seguro del vehículo, y en asientos especiales adecuados a cada edad.

Los menores de 10 años deben viajar siempre sentados atrás. Los menores hasta 5 años de edad inclusive y/o 25 kg deben viajar con sistemas de sujeción adecuados a su contextura física:

• hasta los 10 kg en silla mirando hacia atrás,

• hasta los 20 kg en silla mirando hacia delante,

• desde los 20 a 25 kg, el uso de la silla debe ser constante hasta adquirir la edad de 5 años y/o 25 kg que permita la utilización del cinturón de seguridad, salvo niños con discapacidades especiales, en razón de su peso o contextura física.

Compartir
3

Al armar el menú, atender a la alimentación saludable

null

Para alimentarse de forma saludable y no morir en el intento, se recomienda comer con moderación, pensar en platos alternativos y ensaladas variadas que combinen distintos tipos de vegetales, realizar una dieta rica en frutas y verduras en el resto de las comidas.

El consumo de fibras favorece a eliminar el consumo excesivo de alimentos y proporciona sensación de saciedad. Y beber abundante agua limpia el sistema digestivo, y compensa una posible deshidratación que produce el consumo de alcohol.

Cabe tener en cuenta que el consumo de dulces típicos de la época navideña (turrones, frutos secos) aporta una cantidad considerable de calorías. Para compensar los excesos en la alimentación es importante realizar actividad física. Una simple caminata de cuarenta minutos junto a un familiar o amigo permite conversar en intimidad y mantenerte activo en las fiestas.

Compartir
4

Al brindar, llenar la copa con moderación

null

Durante despedidas de año, Navidad y Año nuevo son muchas las oportunidades para consumir alcohol en una variedad de productos. Siempre hay un buen motivo para brindar, siempre que no sea en exceso.

Las bebidas alcohólicas consumidas en cantidad modifican el estado de ánimo, las sensaciones y las voluntades y pueden exponer a su consumidor a situaciones de intolerancia. El alcohol deshidrata, por eso es importante tomar agua al mismo tiempo, y comer algo antes.

Quien decide ingerir alcohol, se recomienda no conducir un vehículo, para cuidar de aquellos que hayan bebido.

Compartir
5

Cuando lleguen las doce, la pirotecnia está prohibida

null

En Rosario rige una ordenanza que prohíbe el uso de toda clase de pirotecnia. Pero si no estuviera prohibido, tampoco se recomienda utilizar pirotecnia por la peligrosidad que conlleva su utilización para quien la encienda y quienes se encuentren alrededor.

Los fuegos artificiales, originarios de la antigua China, son explosiones menores, o no tanto, que producen hermosas luces con diferentes formas y colores. Para muchos son sinónimo de fiesta y alegría, pero lamentablemente son muy perjudiciales y nocivos tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas y animales.

Pueden provocar ceguera, quemaduras de tercer grado y cicatrices permanentes, así como incendios potencialmente mortales en casas y vehículos. Por lo que los niños están más expuestos al daño, debido a que su sistema auditivo es más vulnerable. Los familiares de niños autistas, incluso, piden encarecidamente que se evite su uso por la alteración que les genera. Lo mismo ocurre con las mascotas. 

Compartir

Seguí leyendo