Cinco remedios caseros para los que se pasaron con el sol

Los días de sol son ideales para disfrutarlos al aire libre en alguna pileta o en el río. Eso sí, siempre con la debida pantalla solar para no generar lesiones en la piel. Para los que se olvidaron de este pequeño, pero indispensable, detalle y quedaron color salmón, van esta serie de tips para aliviar la piel quemada por el sol

Compartir en Whatsapp Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Facebook Mesenger Compartir en Facebook Mesenger
1

El frío, lo primero

null

Este no es sólo un remedio, sino que debe ser el primer paso a realizar antes de poner una crema o alguno de los remedios caseros que se detallan luego. Para hacerlo se puede poner una bolsa de agua fría, con hielo, sobre la piel. Otra opción es humedecer una toalla, dejarla una rato en el congelador y luego ponerla sobre la piel.

Compartir
2

Aloe Vera, la planta clave

null

Es uno de los mejores remedios contra las quemaduras, en general, y también uno de los más conocidos. Es que con tan solo una vaina de aloe vera se puede hacer un gran gel refrescante. Se trata de pelar la hoja y extraer la pula del interior que se aplica directamente sobre la piel afectada.

Compartir
3

Té negro, el aliado

null

Se prepara té negro, de la manera habitual, luego se lo deja enfriar y se coloca en una botella con gatillo rociado para aplicar como spray sobre la piel.

Compartir
4

Yogurt, un indispensable

null

El yogurt es un excelente remedio para las quemaduras de sol. Se aplica en compresas sobre la piel, y a medida que se van calentando se deben recambiar.

Compartir
5

Huevo crudo, lo más extraño

null
Es sin duda uno de los remedios caseros y naturales más potentes para tratar cualquier tipo de quemaduras. Una vez que esté higienizada la zona se debe aplicar el huevo crudo batido. Se lo deja actuar una media hora y cuando ya está seco se retira con agua fría. 
Compartir

Seguí leyendo