Cinco cosas productivas para hacer antes de las 8 am

Compartir en Whatsapp Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Facebook Mesenger Compartir en Facebook Mesenger
1 de 5
1

Dormir

null

Parece una obviedad decir que antes de las 8 de la mañana se debe dormir, pero no lo es tanto. Es que antes de las 8 de la mañana se deben haber dormido ya al menos unas siete horas, es decir lo suficiente como para estar activo y listo para arrancar el día. 

Es decir que a las 6 de la mañana ya se tendría que estar fuera de la cama, habiendo dormido un mínimo de siete horas, para encarar el resto de los tips que asegurarán una jornada productiva y enfocada en las cosas que deseen hacer.

2

Meditar

null

Una vez que se salió de la cama, es muy conveniente meditar o hacer algunos ejercicios de elongación y relajación. Esto ayudará al cuerpo a desperezarse rápidamente, a la vez que clarificará la mente para poder organizar el día que se encara. 

Es un buen hábito en lugar de pensar en los "cinco minutitos más" que terminan, lo que cansa más ya que se inicia un nuevo ciclo de sueño. Es decir: mejor salir de la cama ni bien el despertador suene y poner el cuerpo en esta actividad de meditación y registro corporal.

3

Desayunar

null

Una vez que se meditó, ya se está listo para hacer un buen desayuno. Es la comida más importante del día y hay que asegurarse de que sea variada y nutritiva, pero sin exagerar. Un café con leche con algunas nueces y un par de tostadas con queso magro tendría que ser más que suficiente.

Aún tiene que quedar tiempo para hacer un par de cosas más. Si se despertó a las 6, se hicieron unos 20 minutos de meditación y se desayunó en unos 20 más, apenas se está acercando alas 7, así que el tiempo sobra para encarar el resto.

4

Ejercitar

null

Ya con la panza llena, pero no repleta, se puede pensar en una pequeña serie de ejercicios para fortalecer el cuerpo. Si es necesario se puede esperar unos minutos para digerir bien y poder realizar la actividad física sin incomodidad.

Puede ser salir a correr, una serie de abdominales, sentadillas y algunas flexiones. Con esto se estaría ejercitando gran parte de los grupos musculares del cuerpo. Además, se puede combinar este momento con algo de la música que guste.

5

Bañarse

null

Luego de haber hecho al menos unos cuarenta minutos de ejercicio, se debe tomar una ducha fría. Esto ayuda a la circulación de la sangre. Si el clima lo permite y no se corre riesgo de contraer una nuemonía, unos cinco minutitos de agua fría para activa el cuerpo es más que suficiente.

Ahora sí, ya la aguja del reloj tendría que estar marcando las 8 y se está listo y fresco como una lechuga, luego del bañito reparador, para encarar todas las actividades que deseemos hacer. Una rutina que implica invertir un par de horas en bienestar. 

Compartir

Seguí leyendo