El presidente Alberto Fernández le abrió la puerta a la posibilidad de permitir la realización de actividad física controlada, como sucede en otros países en cuarentena. Pero no fue determinante y colocó a los gobernadores como quienes deberán hacer la propuesta para después analizar. Algo de dudas generó en las redes sociales, pero desde Salud aclararon finalmente que no se puede salir a correr.

“Muchos gobernadores me lo han planteado. Hoy lo consulté con los epidemiólogos y lo podemos hacer si administramos las salidas. Es decir, nos damos un tiempo de salida y nos damos una cercanía de la casa”, señaló y agregó "veremos cuál es la factibilidad".

Luego deslizó un esquema hipotético de “salir a correr dentro de las cinco cuadras a la redonda, como ejemplo. O diferenciar salidas: que un día pueda salir aquel que el documento termina en 1, otro día aquel que finaliza en 0”.

Lo cierto es que, además de dudas, arrojó cierta preocupación por la posibilidad de que no puedan cumplirse las hipotéticas salidas controladas. Las calles y parques de Rosario con varios runners es una imagen que alarmó de entrada a los usuarios. 

El hijo del infectólogo Pedro Cahn, uno de los que más escucha el presidente, subió una foto a Twitter con su padre rápidamente para disipar rumores: "No, aunque nos gusta mucho, aún no se puede salir a correr".

La cuestión pareciera pasar por la decisión primaria de los gobernadores: “Las provincias van a proponer el protocolo y la factibilidad que tiene de cumplirse. Nosotros lo analizamos y vemos como ponerlo en marcha. Y si creemos que no se puede poner en marcha, diremos 'esto no se puede hacer'.

Pero la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, descartó puntualmente las salidas de actividad física. "Estamos pensando en lo recreativo y social, pero por ahora debemos quedarnos en casa. No están autorizadas las actividades recreativas en estas próximas dos semanas", manifestó.