sec-corbata

Vernet: "Veíamos una probabilidad de golpe"

El gobernador de Santa Fe durante la Semana Santa de 1987 recordó aquellos días de crisis institucional y la reacción de los dirigentes políticos de la provincia ante el peligro de interrupción del sistema democrático

Se cumplen 30 años del alzamiento carapintada que puso en jaque a la democracia argentina por primera vez tras el Proceso militar. Tres décadas del intento de golpe de Estado que en Rosario obligó tomar medidas extraordinarias. Durante la Semana Santa de 1987 el Concejo Municipal fue el escenario elegido por el gobierno provincial para resguardar el Estado de derecho y centro de reuniones de distintas organizaciones, y este miércoles en el Recinto de Sesiones habrá un reconocimiento a quienes participaron de aquella gesta.

Uno de los actores principales fue el por entonces gobernador José María Vernet, quien en diálogo con Leo Ricciardino por Sí 98.9 recordó que “fue un grupo de dirigentes, en circunstancias diferentes, peligrosas, raras” los que se constituyeron en Sesión Permanente y suscribieron el Acta de Compromiso Democrático.

“El 15 de abril me avisaron que se venía una cosa difícil. Veíamos esto como una probabilidad de golpe, había clima de eso. Alfonsín pedía por favor que no saliera la gente a la calle. Estaba en peligro el sistema”, remarcó Vernet.

El ex gobernador subrayó que luego de mantener algunas reuniones en Buenos Aires, ya volviendo a Rosario, decidió no ir a Santa Fe. Es que la noticia del levantamiento de una facción de las Fuerzas Armadas ponía en riesgo la vuelta a la democracia. "Había un clima enrarecido. Voy al Concejo, que estaba cerrado porque era fin de semana. Éramos siete u ocho y empezamos a mover todo. Se movilizó toda la sociedad rosarina, había que poner en conciencia que estaba en peligro la parte institucional”, explicó.

Y así se inició todo. Se declaró el estado de Emergencia Constitucional  de la Provincia de Santa Fe, se conformó la Comisión Permanente en Defensa de la Democracia y se emitieron diversos comunicados para coordinar las acciones con los distintos grupos e instituciones civiles. Incluso desde Rosario se alertó a otras localidades de la provincia que también organizaron sus manifestaciones en distintos espacios públicos. Unas 40 mil personas se reunieron en la puerta del Concejo. 

El tiempo pasó y aquel episodio ganó un espacio en los libros de historia como la “gesta democrática”. “La casa está en orden y no hay sangre en Argentina. Felices Pascuas”, dijo desde el balcón presidencial Raúl Alfonsín tras negociar con un Aldo Rico armado hasta los dientes.

El hecho no se olvidó. Toda la ciudadanía podrá participar este miércoles, desde las 12.30 en el Recinto de Sesiones del Concejo Municipal, del reconocimiento a quienes se encargaron de preservar el sistema democrático hace 30 años.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo