Viernes I’m in love

La mañana del último día de la semana laborable despertó candente, ya con 24 grados antes del amanecer. Un día para tomar con calma, ropa finita y bebida fresca.

Si bien el Servicio Meteorológico promete una mínima de 19 grados, es poca la probabilidad de que el día baje sus temperaturas. La máxima estimada será de unos 36 grados, y la clave estará en el cobijo de las pocas nubes que se pronostican.

Luego del viernes fogoso, la lógica y los pronósticos indican que se viene un finde variado: el sábado de muchas chances de precipitaciones, que seguro traerán algo de fresco, y no empañarán los planes de despedidas del año.

Para el domingo vuelve el sol con la chance de planes al aire libre y no tan altas temperaturas para disfrutar.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo