Una noche larga y lluviosa

Luces y sombras de la jornada electoral que el país vivió este domingo

Ninguna encuesta lo decía, ningún análisis racional podía preverlo, pero así fue: Hermes Binner hizo este domingo la peor elección de su historia y se ubicó cuarto en la categoría de senador nacional que ganó con claridad el peronista Omar Perotti. No alcanza con decir que al socialista lo condenó la “sábana corta” en la que no llevaba ningún candidato a presidente –obvio que eso influyó– pero también hay que decir que el socialismo viene de una dura batalla provincial en la que de milagro pudo conservar su poder en la provincia y la ciudad de Rosario.

Es claro que Binner ya no es el elector que era para los santafesinos, ni siquiera lo es para los rosarinos. El abandono de su carrera presidencial, el fracaso de la Alianza Unen que terminó volcada al PRO y las propias indefiniciones del ex gobernador en temas clave lo fueron llevando a este presente. Si a eso se le agrega que Hugo Marcucci, que encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales, es un perfecto desconocido en la provincia a excepción del departamento La Capital, donde igual viene de perder una interna provincial, el combo que se obtiene es letal.

Carlos Reutemann, que tuvo menos votos que Mauricio Macri en la provincia, no podía este domingo por la noche disimular su alegría. Era cauto en lo que decía y siempre puso la categoría presidencial por encima de sus propias aspiraciones, pero se notaba que disfrutó lo de Binner. “No lo sé, me dicen que está un poco bajo”, le comentó a los periodistas cuando sabía perfectamente que el socialista apenas arañaba el 13 por ciento contra el 25 por ciento que él mismo había obtenido. “No sé, a mí me daban tercero y estoy segundo. Ya ven cómo son estas cosas”, se hizo el desinteresado.

El periodista Alejandro Grandinetti volvió a sorprender como lo hiciera en las recientes elecciones para intendente de Rosario. Obtuvo una buena cantidad de votos que lo pueden dejar a las puertas del Congreso de la Nación en octubre. Y su candidato Eduardo Romagnoli se impuso incluso al propio Binner en la categoría a senador. Los dos iban con dos fórmulas presidenciales, la de Sergio Massa y la de José Manuel de la Sota.

Con legitimidad pero con mesura, Perotti y Marcos Cleri festejaron los resultados de este domingo. No era para menos, ambos se habían impuesto en sus respectivas categorías pero también los dos ratificaron que deben seguir trabajando intensamente de cara a octubre. Para el Frente para la Victoria el triunfo de ayer de Daniel Scioli fue muy importante, pero ahora quieren ganar en primera vuelta y no arriesgar. Ese es el objetivo. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo