sec-reposera

Un rosarino en el campeonato mundial de videojuegos

Rodrigo Dalmagro es jugador de Smite, un juego de PC que se define dentro de la categoría de MOBAs (Multiplayer Online Battle Arena), y en enero del próximo año disputará en Atlanta su primer Mundial junto a sus compañeros de la organización llamada “Isurus Gaming”.

A pesar de considerarse todavía un “pleier” amateur, Dalmagro le dedica el mayor tiempo posible al juego y quiere llegar a ser un profesional. "Siempre que tengo tiempo, se lo dedico al juego", afirmó Rodrigo, en diálogo con SI 98.9, aunque reconoció: "Jugar más no te va a hacer mejor". 

Smite es un juego de PC que tiene 3 años de historia, dos de BETA y uno de forma oficial. El juego se define dentro de la categoría de MOBAs (Multiplayer Online Battle Arena) donde dos equipos integrados por 5 jugadores compiten en un mapa simétrico con el objetivo de derrotar la base del equipo rival. Otros juegos famosos de este estilo son el League of Legends (60 millones de jugadores mensuales) y el DOTA.

El equipo esta conformado por 3 jugadores de 30, 29 y 28 años, grandes para el promedio de edad que se ve en las competiciones.
 

 

Dalmagro inició su carrera como “gamer” en 2003, compitiendo en los torneos de Counter Strike para Área 51, cyber icónico de Rosario durante muchos años.

En sus ratos libres, Rodrigo realiza trabajos de diseño gráfico y web, pero su intensión es "dar un salto, vivir del juego, y que deje de ser un pasatiempo”.

El rosarino viaja una vez por mes a Capital Federal para entrenar con el resto del grupo. “La organización nos provee de periféricos, pone a disposición un departamento con 6 computadoras para entrenar y también afronta el costo de entrenadores Internacionales para que nos ayuden a analizar nuestras prácticas”, aseguró Rodrigo. El equipo esta conformado por 3 jugadores de 30, 29 y 28 años, grandes para el promedio de edad que se ve en las competiciones.

El primer evento presencial que jugó el equipo argentino fue el “Smite Masters: Sao Paulo”. En dicho certamen, “Isurus Gaming” llegó a la final, donde fue derrotado por INTZ, el equipo más fuerte del vecino país. El torneo fue observado por gente de Europa, USA y sobre todo Brasil. El rendimiento de los visitantes fue muy bueno y la final fue pareja, algo que no esperaban los brasileros, que terminó quinto en el primer mundial de Smite, justo detrás de los equipos de USA y Europa.

El 16 de Enero pasado, en Atlanta se jugó el primer Mundial de Smite donde compitieron 8 equipos y repartió 2.5 millones de dólares. En 2015, “Isurus Gaming” buscará ser el mejor del mundo en Smite.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo