Un experto definirá si se puede dar clases en Humanidades

Los directivos de la Facultad de Humanidades suspendieron la reunión del Consejo Directivo por “falta de garantías”. Un experto en seguridad inspeccionará el edificio nuevo para garantizar el cursado el próximo lunes. El decano denunció violencia institucional tras ver “una guillotina en el patio”

Tras dos días de clima caldeado se suma un nuevo capítulo en la “novela de la Facultad de Humanidades y Artes”. Es que tras la caída de un vidrio, episodio que dejó una estudiante herida y una comunidad universitaria en alerta con acampe, había expectativa en una reunión que el consejo directivo iba a tener este viernes por la mañana. Solo que la reunión fue cancelada por el decanato y los consejeros por “no haber garantías institucionales”.

El decano de Humanidades, José Goity, apuntó en diálogo con Rosarioplus.com Goity que “esta mañana cuando fui a informar que se suspendía la reunión me encontré con una guillotina en el patio, en clara provocación”.

¿Qué panorama se abre ahora? Goity insistió en que “la intención es retomar las clases este lunes” y que, en ese marco, un experto en seguridad e higiene inspeccionará entre viernes y sábado el edificio nuevo, con salida por calle Corrientes, “para confirmar que están dadas las condiciones para dar clases”.

En paralelo a esta medida, el decano de Humanidades convocará a docentes, los no docentes, consejeros y también al centro de estudiantes a garantizar el dictado de clases este lunes, porque aseguró que “los cinco pisos del edificio nuevo están en condiciones para dar clases, y son demasiadas cátedras para reubicarlas en otros claustros”.

Goity recordó que “el propio informe que difundió la Coad (gremio que nuclea a los docentes univesitarios) detalla cuestiones a resolver en el edificio, pero no dice que no es apto para el dictado de clases”.

Acciones contra la constructora

Interrogado sobre la situación que estudiantes denunciaban respecto de que  “se dictaban congresos y clases al lado de los obreros”, el decano de Humanidades admitió que “los obreros no deberían haber estado trabajando al lado, por lo que habrá que reforzar las medidas de separación”, pero consideró que es “una responsabilidad de la empresa constructora”.

Justamente sobre la construcción, Goity aclaró: “No responsabilicé a un operario, que claramente es un trabajador y no decide dónde trabajar, sino a la empresa de construcción y a quien controla esa empresa”.

En este sentido, destacó que “esta mañana presenté un pedido de sumario al rector de la UNR, Héctor Floriani, para que se investigue a la empresa, tanto de manera interna desde la Universidad como legal, para determinar resposabilidades, y de ser así, iniciar acciones legales”.

También solicitó al rector un pedido de evaluación propia de las condiciones edilicias para retomar las clases en el edificio nuevo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo