Un espejo que refleja mucho más que una cara bonita

Las adolescentes de Trinidad Academy, una escuela de Wichita, Kansas, tuvieron una buena idea. Cubrieron el espejo del baño de mujeres con muchos mensajes positivos para fortalecer la autoestima de todas las chicas de la secundaria. La movida se llama #BanMirrors y busca promover una imagen corporal positiva y el amor propio.

La idea surgió desde los profesores, que decidieron colocar afiches sobre los espejos para que luego los adolescentes lo llenasen con sus mensajes para la juventud.  El resultado fue muy interesante ya que se pudieron leer frases como que "Las personas son como galletas Oreo, lo bueno está en el interior" o afirmaciones como que "No hay belleza que brille más que la de un buen corazón".

 

Debido a que se trata de una escuela cristiana, en el mural también pueden encontrarse versículos de la Biblia y referencias a Dios. Pero la acción ha tenido sus detractores, justamente porque se tapa el cuerpo, no se ve el reflejo de las niñas en el espejo y en su lugar se ven mensaje sobre la espiritualidad y la bondad. Lo que puede llevar a pensar que hay una negación del cuerpo, rozando una vergüenza del mismo. Según las críticas el proyecto corre el riesgo de tener un efecto contraproducente y avergonzar a las mujeres por sus cuerpos.

 

Sin embargo los motivos detrás del proyecto parecen ser genuinos aunque se siguen debatiendo los modos para crear una imagen positiva sobre el cuerpo, una imagen no estereotipada y reglada por los intereses de mercado, que no es lo mismo que una no imagen.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo