sec-juego

Un año sin objetivos cumplidos

El canaya no consiguió ninguna de las metas que se había propuesto en este 2014. Encima se quedó sin el histórico DT Miguel Ángel Russo.

Rosario Central tuvo un fin de año con varios cambios importantes. Miguel Ángel Russo se fue del club después de dos años y medio y Raúl Broglia asumió como nuevo presidente canaya. En lo futbolístico sólo se logró el triunfo en los dos clásicos de la ciudad y un sub campeonato en la Copa Argentina.

El equipo de Russo logró 54 puntos en 38 partidos (ganó 14, empató 12 y perdió 12). En el plano internacional, el auriazul disputó dos partidos contra Boca Juniors en la Copa Sudamericana, empató uno a uno como local y perdió por tres a cero en La Bombonera. En el global, el canaya se despidió del certamen con un cuatro a uno en contra.

En la Copa Argentina, Rosario Central llevo a cabo una muy buena campaña. Perdió la final por penales con Huracán pero antes había eliminado al River Plate dirigido por Marcelo Gallardo (5 a 4 por penales) y al Argentino Juniors de Juan Román Riquelme (con una goleados por 5 a 0).

Al inicio del segundo semestre, la entidad de Arroyito se propuso tres obejetivos claros: ganar la Sudamericana, o la Copa Argentina o el campeonato. Al no cumplirse ninguna de las metas, Russo decidió dejar su puesto como DT. En total, Miguel Ángel dirigió 101 partidos, entre la B Nacional (38), Primera División (55), Copa Argentina (6) y Copa Sudamericana 2014 (2). En sus registros, ganó 44 partidos, empató 26 y perdió 31. Sus equipos anotaron 123 goles y recibieron 104 tantos. En total cosechó el 52,15 por ciento de los puntos en juego (158 de 303 posibles).

El otro gran cambio que tuvo Rosario Central fue institucional. Raúl Broglia, candidato del núcleo opositor Foro Canallas Unidos, fue elegido presidente de la institución a principios de octubre de este año. El comienzo de la nueva comisión no fue bueno, ya que los canayas perdieron la final de la Copa Argentina. Además, unos dichos desafortunados del reciente presidente generaron mal estar en la hinchada de Arroyito.

Un aspecto positivo en el auriazul podría ser la vuelta de Eduardo El Chacho Coudet a la institución. El nuevo entrenador canaya prometió una renovación en el plantel y ya se manejan nombres que conocen la escencia de la institución centralista.Otra bueno noticia fue la consolidación en primera de varios juveniles. Tomás Berra, Nery Domínguez, Pablo Becker y Walter Acuña fueron fundamentales en la estructura que armó Russo para este 2014. Una de las figuras de este año fue Sebastián Abreu, quien no jugó demasiados partidos pero marcó el rumbo de un plantel joven. El uruguayo no anunció si seguirá en el club.       

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo