sec-corbata

Sukerman no deja mentir a Anita

La polémica explotó en el debate televisivo con la acusación del edil kirchnerista a su par del PRO por tener un nivel alto de ausencias en la comisión de Salud. Siguió en bambalinas y ahora el concejal mostró las actas de ingreso y no afloja 

El candidato a intendente por el Frente para la Victoria, Roberto Sukerman, presentó las actas de asistencia de la comisión de Salud del Concejo Municipal para respaldar su denuncia contra Ana Laura Martínez, a quien acusa de tener un 40 por ciento de inasistencias en su rol de presidenta.

En el debate televisivo del domingo pasado, donde los candidatos a intendente de la ciudad plantearon sus propuestas de cara a las elecciones generales, Sukerman denunció que la concejala Martínez tenía muchas ausencias como integrante  de la comisión mencionada. Ante esto la candidata del Pro calificó como una mentira y se defendió diciendo que las actas comprobaban que ella asistía.

La cuestión siguió en el corte del debate,cuando la concejala estalló y le dijo: “¿Por qué me atacás, forro?”, a lo que Sukerman entre otras cosas le contestó “que vaya a laburar”. Pero la tensión no cedió y Sukerman menos. 

Sukerman mostrando las actas de asistencia para desmentir a Martínez

“Quiero recalcar que la concejala mintió al aire y es más grave que no haber ido a las comisiones. Si hubiese justificado de otra manera las ausencias en el debate era más válido. Pero dijo que era mentira y que las actas le daban la razón, y acá tengo las actas que prueban cabalmente que la concejala faltó”, explicó Roberto Sukerman en una ronda de prensa.

En ese mismo momento, Mauricio Macri, Miguel Del Sel y Carlos Reutemann paseaban por el río.

Según el registro del libro de actas, de las 52 reuniones que se llevaron a cabo entre el 2014 y lo que va de este año, Martínez se ausentó en 20, o sea, casi un 40 por ciento. “Lo que es más grave aún es que preside la comisión”, dijo.

Respecto de la posibilidad de aplicarle sanciones, Sukerman dijo que no se aplican “porque se sobreentiende que un funcionario público debe cumplir con sus obligaciones, aunque lo que se desprende de esto es una valoración política respecto a por qué no honra su cargo”. 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo