sec-corbata

Salarios: cuánto gana el promedio

El Ministerio de Trabajo publica periódicamente la evolución de los salarios según los registros del SIPA, un archivo muy importante de información basada en las declaraciones juradas de las empresas que muestran la evolución de los ingresos de los trabajadores registrados en el sector privado de la economía argentina.

Según esta fuente, el salario promedio de la economía privada en el mes de diciembre fue de 12.069 pesos. Respecto de diciembre de 2013 el incremento interanual del salario nominal de 2014 fue del 33,5%.

Otro dato importante que surge de la información presentada por el ministerio de Trabajo es el valor de la mediana de los salarios. A diferencia del promedio, la mediana indica el salario que divide a los trabajadores en dos mitades: los que ganan más que ese valor y los que ganan menos que ese valor. Para diciembre, la mediana de los salarios de los trabajadores registrados de la economía fue de 9.789 pesos. Esto quiere decir que si bien el salario promedio fue de 12.069 pesos, la mitad de los trabajadores registrados ganó menos que 9.789 pesos.

La diferencia entre mediana y promedio nos da una idea de la dispersión o de la desigualdad salarial. Si el promedio es más alto que la mediana, es porque el mismo se ve fuertemente influido por algunos salarios muy elevados.

En relación a este punto, los datos publicados muestran una caída de la desigualdad salarial en los últimos años. En 1995 el salario promedio era de 834 pesos pero la mitad de los trabajadores tenía ingresos por debajo de los 544 pesos. En ese momento, el salario promedio estaba un 50% por encima de la mediana de los salarios. La dispersión se incrementó hasta 2001-2002 y llegó a superar la diferencia del 60% entre promedio y mediana. A partir de allí cae abruptamente hasta llegar en diciembre de 2015 al 20% de diferencia.

Todavía queda mucho por avanzar en términos de igualdad salarial. El flagelo del trabajo en negro y los menores ingresos asociados a ello junto con la desprotección social continúa afectando a grandes grupos de empleados y quedan muchas actividades (de trabajadores calificados como la docencia universitaria y no calificados como la construcción) en las cuales los sueldos iniciales están muy por debajo de las necesidades vitales de los grupos familiares de los trabajadores.

Marco Kofman

​Red de Economía Política

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo