sec-corbata

Rossi mandó a cerrar el Batallón y jubiló a un coronel

El escándalo por la divulgación de que el año pasado desaparecieron 26.000 balas de calibre 9 milímetros de la Fábrica Militar de Armas de Fray Luis Beltrán obligó este viernes al ministro de Defensa, Agustín Rossi, a ordenar el cierre del Batallón de Arsenales 603 "San Lorenzo", ubicado en en esa ciudad, y el pase a retiro del director de Arsenales del Ejército, coronel Hugo Víctor Meola. El funcionario explicó más tarde que dispuso la clausura de esa base militar porque “es en el único batallón de Arsenales donde hubo faltantes de armas en los últimos dos años, mientras que en los otros no sucedió nada de eso”, al recordar la desaparición también de un misil conocida en los últimos meses. 

Tras ello, Rossi mantuvo una conferencia de prensa en la que consideró que “lo sucedido en el Batallón de Arsenales 603 es inadmisible”. Por eso, aseguró, decidió cerrarlo como un mensaje hacia las Fuerzas Armadas. “Quiero tomar una decisión trascendente, aunque sea trágica, para mandar una señal fortísima al interior de las tres fuerzas armadas, especialmente al Ejército Argentino: que todos aquellos que tengan responsabilidad directa o no alrededor de los arsenales tienen que saberlo con claridad. No podemos sostener estas situaciones”, dijo.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa señaló que se dispuso "el cierre del Batallón de Arsenales 603 “San Lorenzo”, ubicado en la localidad de Fray Luis Beltrán, provincia de Santa Fe. Además, se "encomendó al jefe del Ejército Argentino, teniente general César Milani, que la totalidad de armas, municiones y otros elementos sean relocalizados en otras unidades militares del país".

El comunicado informó que se "instruyó al jefe del Ejército crear una Base de Apoyo Logístico y una UMRE (Unidad Militar de Emergencias) en las instalaciones que hasta este viernes ocupaba dicha unidad".

Por último, fue ordenado “el pase a retiro del Director de Arsenales del Ejército Argentino, coronel Hugo Víctor Meola".
La medida está relacionada con el faltante de 26.000 balas calibre 9 milímetros de ese batallón descubierto el año pasado.

No obstante, ante la insistencia de Rosarioplus.com por requerir la palabra de Rossi para profundizar la información, una vocera de prensa aseguró por la mañana que eso era “un problema del Ejército, no del Ministerio”. Y un par de horas después, el titular de la cartera tomó la decisión ante el escándalo consumado.

En la rueda de prensa de este viernes por la tarde, Rossi acotó que “estamos con el (jefe del Ejército) general Milani absolutamente a disposición de la investigación judicial y no nos interesa en absoluto quienes sean los responsables. Cualesquiera que sean vamos a apoyar la investigación”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo