Ramos, Javkin y una ciudad sin gendarmes

La polémica suscitada en torno al retiro de las tropas federales por parte de la Secretaría de Seguridad nacional no deja de sumar capítulos. El precandidato a intendente por Coalición Cívica, Pablo Javkin, reclamó el regreso de los gendarmes a Rosario porque "si fueron convocados a bajar el delito, ese objetivo no ha sido cumplido". 

Rápido de reflejos, el secretario de Transporte nacional -y precandidato a la gobernación- Alejandro Ramos salió a cruzarlo, al igual que a la intendenta Mónica Fein y al senador Miguel Lifschitz: "La seguridad pública en Santa Fe es responsabilidad del gobernador de la provincia, y de dirigentes de su propio espacio político", retrucó.

“En vez de pedir 1.500 gendarmes de vuelta, que pidan a su gobernador Bonfatti, la conducción política de las fuerzas de seguridad que suman casi 18 mil efectivos, y que son quienes nos deben garantizar la seguridad”, afirmó Alejandro Ramos.

Previamente, Javkin declaró: “Exigimos a la Nación que se haga presente para detener el recrudecimiento de los delitos”. En Rosario la violencia no afloja y los homicidios continúan a la orden del día.

Tras reunirse con el Foro Regional Rosario que impulsa el pedido para que regresen los gendarmes, Javkin dijo que va a acompañar un nuevo "pedido que realizarán a la Ministra de Seguridad de la Nación María Cecilia Rodríguez, y al Secretario de Seguridad, Sergio Berni, para solicitarles que las Fuerzas Nacionales vuelvan a controlar las calles de Rosario".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo