Prisión preventiva para los cinco imputados

Las cinco personas imputadas por el crimen de Gerardo Escobar, tres patovicas y dos policías que trabajaban en el after La Tienda, están con prisión preventiva, sin plazo concreto. Así lo resolvió el juez a cargo de la causa, a pedido de la fiscalía. Cabe destacar que uno de los imputados es señalado como autor del crimen y los otros cuatro como encubridores.

La fiscal Marisol Fabbro aseguró que la conclusión a la que se llega es que “la mejor manera de esconder un edema es tirando un cuerpo al río, así se logra confundir el edema con el estado de putrefacción del cuerpo”, aunque aclaró que por propias palabras del médico forense “un golpe sin fractura también puede producir la muerte”.

Además de los testimonios recabados, las imágenes fílmicas fueron pruebas clave para ordenar las detenciones. “En los videos se ve claramente que la víctima sale con cuatro masculinos más a las 5.45 y que, en un momento dado, se esconde entre dos autos estacionados a 45 grados por calle Tucumán. Se lo ve a uno de los patovicas que se aproxima a la víctima, que lo inmoviliza, le da dos golpes de puño, uno con cada mano, y luego un golpe con la rodilla. Que luego arrastra un cuerpo desvanecido”, precisaron desde fiscalía. Eso se logra reconstruir gracias a la filmación de una cámara de seguridad de la zona, que pertenece a un particular.

“En el video se ven golpes al cuerpo en general, no se puede determinar si fue en la zona genital”, planteó Fabbro, quien además aclaró que según la información que manejan la muerte de Escobar habría sido inmediata a su desaparición. Insistió, de todos modos, en que la causa de muerte se sabrá con certeza “una vez finalizados los análisis y estudios complementarios” encargados tras la autopsia inicial. En tanto que otra cámara aporta más datos: se ve que los empleados de seguridad de La Tienda se dirigen hacia esa esquina. Están entre 5 y 7 minutos en el lugar. A las 7 de la mañana, dos de ellos se retiran del boliche pero no se saludan, se van por separado.

También se sumaron ayer a la causa nuevas declaraciones de los cuatro jóvenes que salieron con Escobar. Si bien ratifican lo que ya declararon, hacen hincapié en que la víctima estaba "dada vuelta". Aseguran que ellos se dirigieron con él hacia el mismo lugar porque tenían el auto estacionado en esa dirección y que Escobar se escondió entre dos autos, que se acerca uno de los patovicas y que lo golpean. Que en eso aparece una mujer y grita: "Dejen de pegarle que lo van a matar". 

Por otra parte, desde la Fiscalía aseguraron que otro testimonio se sumó a la causa. Se trata de una persona que se presentó de forma voluntaria y que pidió reserva de la identidad. Dijo que el 18 de julio pasó por la cuadra de La Tienda, que llegaron tres patovicas, lo agarraron del cuello y que le gritaban "Mirá cómo rompiste la puerta de ese auto", uno tenía una escopeta cruzada en su espalda. Que lo golpearon y que logró huir. Que decidió dar testimonio porque al enterarse del caso pensó que pudo terminar como Escobar. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo