Por qué hay que soñar con rinocerontes blancos

Un rinoceronte blanco del norte murió este domingo en un zoológico de la ciudad de San Diego (EEUU), con lo que únicamente quedan cinco ejemplares en el mundo de esta especie al borde de la extinción. 

Angalifu, de 44 años, falleció aparentemente por causas naturales, según dijo en un comunicado difundido hoy por la prensa local Randy Rieches, uno de los responsables del zoológico Safari Park de San Diego (California).

"La muerte de Angalifu es una pérdida enorme para todos nosotros", subrayó Rieches, quien subrayó que ahora el rinoceronte blanco del norte está "un paso más cerca de la extinción".

Con la muerte de Angalifu únicamente quedan cinco ejemplares de su especie en todo el mundo: una hembra en el Safari Park de San Diego, otro en un zoo de la República Checa y tres en una reserva en Kenia.

Hasta hace muy poco, había cuatro rinocerontes en esa reserva, pero en noviembre pasado murió uno de ellos, de 34 años.

El tráfico ilícito de marfil y cuerno de rinoceronte es una importante preocupación en el este de África, donde Kenia y Tanzania son los principales países de salida de estos productos, que luego viajan a China, Tailandia o Vietnam.

En la década de los años noventa, tanto el rinoceronte blanco como el negro ya estuvieron al borde de la extinción debido a la caza furtiva.

Entonces, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasificó como casi amenazado al primero y en peligro crítico al segundo.

La caza ilegal es la principal amenaza para los dos tipos de rinoceronte que hay en África: el blanco (Ceratotherium simum) y el negro (Diceros bicornis).

De este último, hay cerca de 2.000 ejemplares que viven en estado salvaje en el continente.

(EFE)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo