sec-corbata

¿Por qué es necesaria la Ley de Humedales?

Más de cien agrupaciones ecologistas alzaron la voz al enterarse de que, otra vez, la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cámara de Diputados de la Nación dejó fuera de agenda al tratamiento de la denominada Ley de Humedales, que ahora corre riesgo de perder estado parlamentario. Su sanción sería fundamental en un país compuesto en un 20 por ciento por ese ecosistema.

Rosario forma parte de la Cuenca del Plata, uno de los humedales más grandes del planeta y también uno de los más amenazados. Por tal motivo, varias organizaciones locales acompañan el reclamo desde el nacimiento de la Ley, en su redacción. Desde el grupo de autoconvocados “El Paraná no se toca” explicaron por qué es necesario avanzar antes de que sea demasiado tarde.

Vanesa Pacotti, una de las referentes de la agrupación, señaló a Rosarioplus.com que “la Ley traería un ordenamiento territorial y reglamentaría las actividades que se pueden hacer y dónde. Sería muy bueno para nuestra zona”.

El problema, contó Pacotti, es que sin regularización “cada uno hace lo que quiere” y se destruyen los reservorios de agua dulce que sirven para evitar inundaciones, ayudar a la migración de aves y beneficiar la reproducción de peces.

“La urbanización en la zona del Paraná Viejo, que se está loteando, es un problema porque no respeta las características del humedal. La gente se quiere ir a vivir al humedal pero se llevan la ciudad con ellos”, ampliaron desde “El Paraná no se toca”.

La vieja lucha por recuperar la isla rosarina

Pasaron más de 60 años desde que la Municipalidad de Rosario recibió la donación del “legado Deliot”. Por diferentes cuestiones, ninguna gestión local puso los ojos en serio sobre los más de 22 kilómetros cuadrados que en la década del 50 fueron cedidos a la ciudad por decisión del filántropo Carlos Deliot. Hoy, “El Paraná no se toca” lucha para recuperar esas tierras, ocupadas por el empresario

Enzo Mariani, que cortó el arroyo De La Cruz y construyó una casa con pileta. La Ley de Humedales puede darles una mano.

“Más allá de la usurpación de tierras, las practicas que hace este hombre atentan contra la seguridad ecológica de humedal. Sería bueno tener la ley como una herramienta para poder defender todo ese territorio”, resumió Pacotti.

Una ley trabada e inundaciones repetidas

En un comunicado firmado por diferentes agrupaciones ecologistas, se recalcó que las recientes inundaciones en provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe “evidenciaron que la degradación de estos ecosistemas tiene consecuencias devastadoras ante el incremento de las precipitaciones”

Por su parte, advirtieron que “los pronósticos del Grupo de Expertos en Cambio Climático de las Naciones Unidas prevén un incremento en la intensidad y cantidad de las lluvias para la región de Argentina. Con lo cual, aprobar el proyecto de Ley de Humedales significa avanzar en una política a la altura de las amenazas del cambio climático”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo