sec-corbata

Persiste la incógnita sobre el joven que desapareció en el centro

Cuatro días sin noticias de la suerte corrida por Gerardo Escobar llevó a sus familiares y amigos a pedir frente a la Fiscalía Regional que el Estado redoble la investigación y la búsqueda de este muchacho de 23 años, visto por última vez el viernes de madrugada, en un boliche de Tucumán al 1100. Hasta ahora las autoridades de la pesquisa dicen no tener ninguna pista certera. Lo único que trascendió es que las imágenes que tomó una videocámara de la zona muestran al joven ya fuera del bar y con “conducta errante”. Hubo un patovica de ese local que estuvo demorado unas horas porque se le encontró el teléfono del muchacho en su poder, pero no trascendió de qué modo se hizo del aparato y sólo se señaló que ese empleado se encuentra en libertad, aunque vinculado a la investigación.

Escobar, empleado municipal en el área Parques y Paseos, desapareció el viernes por la madrugada, en la puerta del cantobar La Tienda. Luego de ver registros de videocámaras en la zona y de seguir pistas de posibles paraderos, la Fiscalía Regional no descarta hipótesis. Mientras allegados al joven se manifestaban esta mañana en Montevideo al 1900, frente a la sede de la Fiscalía Regional, se le tomaba declaración a la encargada del local y a tres policías que realizan adicionales en el boliche 

​A pesar de que la investigación avanzó en varias líneas, la Fiscalía Regional no descarta hipótesis, ya que fuentes oficiales explicaron a Rosarioplus.com que “lo que se hizo aún no arrojó novedades sobre su paradero”.

Por un sistema de rastreo, la investigación a cargo del fiscal Lucas Altare determinó que el celular estaba en inmediaciones de Ayolas y Vera Mujica, zona donde luego se constató que vive un guardia de seguridad del bar. Se allanó ese domicilio y otros cuatro linderos, pero no hubo hallazgos concernientes a la pesquisa. Por esa razón, el patovica fue liberado.

Durante todo el fin de semana la fiscalía tomó las declaraciones de los amigos de Escobar y familiares, y el conocido con el cual fue al boliche. Este martes declara en Fiscalía la encargada del local y a tres policías que realizan adicionales en el boliche La Tienda.

Entre las acciones realizadas, se inspeccionaron las imágenes de la cámara del boliche La Tienda, donde observaron que “Escobar salió solo y con conducta errante”, y luego se pidieron cámaras de seguridad privada de edificios lindantes y del Colegio San Bartolomé, que se encuentra a una cuadra, para dar con el rastro que pudo haber realizado.

Había un dato de que Escobar podía encontrarse en la Comisaría 8ª, pero la Fiscalía se aprestó allí, pidió los libros de actas y no encontraron nada. También hubo un dato de que pudo haber viajado a Victoria, que no se descarta.

Este lunes familiares y amigos cortaron el tránsito en Avellaneda y Seguí, y hoy se manifiestaron frente al Ministerio Público de la Acusación en reclamo de más indicios sobre su paradero.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo