Pakistán reimplantó la pena de muerte tras la masacre

 

Tan sólo un día después de la masacre en una escuela de Pakistán, el gobierno anunció la reimplantación de la pena de muerte en el país. La noticia se dio tras el análisis de una comisión de urgencia, convocada por la magnitud del atentado, que dejó más de 140 muertes.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, a través de su vocero, explicó que tras recibir un informe de la comisión ministerial que se reunió de urgencia tras el atentado, aceptó impulsar la reimplementación de la pena capital.

"Se decidió que esta moratoria de la pena de muerte tenía que ser retirada. El primer ministro lo aprobó", explicó el vocero, según informa la agencia de noticias Europa Press.

Siete milicianos talibán asaltaron ayer una escuela pública del Ejército en Peshawar y acabaron con la vida de 132 estudiantes y nueve profesores antes de morir abatidos a tiros por las fuerzas de seguridad paquistaníes.

El asalto comenzó poco después del mediodía, cuando un grupo de insurgentes vestidos con uniformes del Ejército dio comienzo a una jornada de terror en una escuela para estudiantes de primaria y secundaria.

El movimiento talibán paquistaní, Tehrik-e-Taliban (TTP), reivindicó la autoría del ataque y lo justificó como represalia por las operaciones de las Fuerzas Armadas contra sus milicianos y sus familias.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo