sec-corbata

Norma Castaño denunció que quisieron matar a su hija y yerno

Según relató la integrante de Madres Solidarias, testigo en la causa que investiga connivencia del ex jefe de policía Hugo Tognoli con el narcotráfico, una camioneta trató de chocar a su hija y su yerno. Radicaron la denuncia en la subcomisaría 17

Una camioneta con las luces apagadas trató de embestir a la hija, el nieto y el yerno de Norma Castaño, testigo en la causa contra el ex jefe de policía Hugo Tognoli, este jueves alrededor de las 22. Avanzó a toda velocidad desde atrás, y al acercarse prendió sus luces delanteras, encandilando a ambos ocupantes del auto. El vehículo terminó en un zanjón.

La referente de Madres Solidarias, Norma Castaño, así lo detalló. La mujer denunció al ex jefe de policía Hugo Tognoli, el subjefe de inteligencia José Luis Baella, el ex policía Mauricio Otaduy de proteger a narcotraficantes, a Daniel Tuerto Mendoza y el remisero Fernando Torres.

Según contó Castaño, el episodio ocurrió este martes cuando su hija salió, a las 18, de la heladería donde trabaja. “El marido la fue a buscar y fueron a visitarme. Iban en su Corsa por la calle de tierra que ingresa en la zona de viviendas donde vivo, que estaba vacía, cuando una camioneta salió de la nada”, relató.

La hija de Castaño, según su relato, se dio vuelta y observó la camioneta sin luces prendidas, que “avanzó a todo lo que da, y cuando se acercó al auto prendió los faros y encandiló a mi yerno, que pegó un volantazo y cayó hacia el zanjón. Me dijo que si no pegaba el volantazo los llevaban por delante”.

En diálogo con Sí 98.9, aseguró que “no fue imprudencia porque venía a toda velocidad con las luces apagadas y en un callejón anchísimo”. Reflexionó que “si los llevaba por delante, hoy yo estaría pidiendo justicia, porque no había testigos, y quedaba como un accidente de tránsito”.

La testigo en la causa de narcotráfico más relevante de la provincia relacionó lo ocurrido con un mensaje por parte del Tuerto Mendoza, uno de los acusados en el juicio junto a Tognoli, “que maneja todo desde la comisaría”.

La causa que llevó a Castaño a pensar en su autoría fue que “hace unos días lo dejaron salir para visitar a su hijo que está internado tras un accidente de tránsito, y cuando salió, mi hija lo vio y le dijo “¿Qué se siente tener un hijo enfermo? Muchas madres sufren porque enfermaste a sus hijos”. Y le tocó el punto débil, era sabido”. Y aseguró que el atentado lo hicieron porque “tienen la total seguridad de que van a quedar impunes, porque con la plata arreglan todo”.

Castaño dice estar totalmente segura de que “esto tiene que ver con el juicio a Tognoli, porque cuando otras madres (de chicos con problemas con adicciones) fueron a acompañarme en la manifestación, volvieron al barrio y los narcos del barrio las amenazaron también”.

La mujer responsabilizó además al gobierno provincial, ya que adujo que “si el gobernador Bonfatti me hubiese escuchado cuando denuncié a Tognoli en 2003, hoy no tendríamos el juicio por encubrimiento, y yo no estaría sufriendo así, mi familia en peligro de nuevo. Estamos pidiendo que no nos maten”, dijo temerosa.

Sobre el comienzo del juicio el pasado lunes, evaluó: “No sé sinceramente si este juicio va a terminar bien, porque el fiscal no hace preguntas, a mí no me dejan entrar, no me llamaron ni conozco al fiscal, y todos los policías que atestiguaron respondieron lo mismo, les preguntaron quién era su jefe simplemente, y ellos respondían “No me acuerdo”.

Escuchá la nota completa en Sí 98.9:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo