sec-corbata

Murió la beba que despertó la solidaridad del país

Esperaba su segundo trasplante de médula en Estados Unidos. Sufría una rara enfermedad llamada osteopetrosis. Una infección complicó su salud. Había generado un vendaval de solidaridad que llegó a recaudar un millón de dólares para costear su operación. 

La beba que aguardaba por su segundo trasplante de médula ósea en Estados Unidos, Helenita Galbán, murió este lunes en el centro médico de Minessota, adonde se encontraba internada.

La niña padecía osteopetrosis, y había viajado a finales del año pasado para someterse a un segundo trasplante en el hospital Amplatz, de ese estado norteamericano especializado en el caso de ella. Ese era el único camino para la esperanza de una recuperación. Se había hecho célebre en Argentina no sólo por la singularidad de su enfermedad, sino por la ola de solidaridad que despertó. 

​“Con el alma desgarrada les participamos que Helenita partió de este mundo, para poder, de una vez por todas, descansar en paz. La tierra se viste de luto para despedir a una eterna luchadora, a una bebita que nos enseñó a no bajar los brazos hasta el último suspiro. Acompañamos en este dolor inmenso a sus papás Ceci y Leo; a sus hermanos Rami y Lucho y a toda la familia y amigos de Helenita”, escribieron en el muro de Facebook de la cuenta Ayudemos a Helenita, creada por familiares y amigos para apoyar a la beba y a sus papás. Por la red social Twitter también se confirmó la triste noticia.

Una bacteria había desarrollado una infección en el cuerpo de Helenita, y le había complicado la salud en los últimos días, por lo que la semana pasada ya su familia avisaba que su estado era grave y que peleaba por su vida día por día.ç

La osteopetrosis es una rara enfermedad degenerativa congénita que se caracteriza, a grandes rasgos, por desarrollar huesos más densos que lo normal. 

“El país entero llora la injusta partida de esta leona mientras que el cielo, en cambio, festeja la incorporación de un nuevo ángel. Gracias Argentinos por el amor, la compañía, los rezos. Gracias por haber sido parte de éste durísimo viaje. #descansaenpazhelenita”, escribieron. Rápidamente, en las redes sociales, la gente empezó también a despedir a la beba, que tenía sólo un año y tres meses.

El caso de Helenita generó un movimiento solidario generado a partir de la campaña de los padres de la beba, en pos de recaudar casi un millón de dólares, necesario para costear la operación y el tratamiento. Y así lo consiguieron.

El primer trasplante, con médula donada por su papá, no resultó satisfactorio. Y esta segunda intervención se iba a realizar con médula donada por su mamá, pero el final llegó antes. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo