Mientras taxistas y gobierno dialogan, siguen lo asaltos

Esta madrugada, tres choferes fueron robados. Mañana viernes, nueva reunión de dirigentes del sector con el gobierno provincial

Durante la madrugada de este juvees, varios taxistas fueron blanco de asaltos. Afortunadamente, no hubo choferes heridos y hay al menos un sospechoso detenido. Pero hay incluso más denuncias en redes sociales que tienen a los tacheros como víctimas.

En este marco, el dirigente del sindicato de peones, Horacio Boix, volvió a reclamar seguridad y remarcó que “tanto peones como propietarios no acordamos con el protocolo de seguridad planteado por el Gobierno”.

El diálogo iniciado tras la muerte de un chofer para lograr más seguridad en las calles, por lo pronto, no avanza mucho. Pero este viernes, a las 10 de la mañana, los representantes de las diversas entidades de taxis se reunirán con el secretario de Seguridad de la provincia, Gerardo Chaumont, para continuar la discusión en torno al protocolo de seguridad a seguir.

En la madrugada de este jueves tres choferes del servicio de taxis de Rosario fueron abordados por delincuentes armados: uno en Ovidio Lagos y Ombú, otro en Provincias Unidas y Rueda, el tercero en 24 de Septiembre y Laprida.

Los asaltos fueron con características similares, con hombres armados y sin consecuencias de heridos. Se desconoce si hay relación entre los asaltos, pero ya hay un detenido por el atraco de Ovidio Lagos y Ombú, según precisaron fuentes de la Unidad Regional II.

Además, en Twitter hubo denuncias sobre otros supuestos casos de taxistas asaltados en Ituzaingó y Zerbando Bayo, el quinto en F. More y Tucumán, y el sexto en Rueda y Lavalle.

Ante el complejo panorama, Rosarioplus.com consultó a Horacio Boix, quien aseguró que “la presencia policial no alcanza”. Y enfatizó: “Nos aseguran 120 patrulleros y no hay forma de saber cuántos trabajan de verdad”.

No estamos de acuerdo con el protocolo que plantearon, que pide a los taxistas que no acudan a asistir a sus compañeros tras un hecho de delincuencia, porque la policía siempre llega más tarde, y si dejamos en manos de la policía, van a llegar demasiado tarde”.

La postura de los peones de taxis es que sí se acuda, dado que “la policía no tiene los medios necesarios para asegurar la seguridad de los taxistas con el botón de pánico, y nos vemos obligados a actuar en defensa de nuestros compañeros”.

El caso del fallecimiento del taxista Hugo Camilo, quien fue atacado por asistir a su compañero atacado, según aseguró Boix, “fue excepcional, es la primera vez que pasa que muere un taxista por ayudar a otro”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo