sec-reposera

Merman: la moda que impone teñirse la barba y el pelo

En la búsqueda de la belleza cada vez son más los que se animan a probar nuevos estilos y colores. Después de las mujeres famosas que se tiñen el vello en las axilas, ellos no quisieron quedarse atrás, por lo que ahora se tiñen el pelo y la barba de colores pasteles.

Para tradicionales puede sonar algo estridente, para amantes del buen gusto, algo “grasa”, pero en Europa ya es una moda.

En los últimos días, la red social Instagram se llenó de selfies de hombres que se tiñeron el pelo y la barba de azul, usando la etiqueta “merman”, que significa hombre sirena, y ya marcó la tendencia en la red social amante de la imagen.

Algunos hasta se atreven a lucir esa imagen paseando por la playa, e incluso modelos la exhiben en la pasarela.

Para los osados que gustaron de esta nueva moda, y se animan a probar ir por la vida con los pelos azules o violeta, aquí van los pros y contras antes de ir al peluquero.

 

A favor: el azul inspira

El color azul, que predomina en la nueva moda merman, es sinónimo de fresco ¿De qué color son las banderas que reconocen la calidad de una playa? Azul. El propio mar es azul, color que ha inspirado a muchos artistas en canciones como Mar azul de Cristian Castro,  Azules turquesas de Lisandro Aristimuño, Amor azul de Man Ray, Azul de Enrique Bunbury, Blue joes de Elvis Presley, Blue jeans de Lana del Rey, Saco azul de Fabulosos Cadillacs, Azul de Natalia Lafourcade y hasta un vals, El Danubio azul de Strauss, y la lista sigue hasta el infinito.

Algunos psicólogos sostienen que el azul, si no es chillón, aporta quietud y relajación, y ayuda a la meditación.

En contra: aplicárselo bien no es tan fácil

El proceso del teñido es demasiado complejo para animarse a teñirse a uno mismo. De esta forma, sólo se obtiene un azul aceptable si se aplica sobre un pelo previamente teñido de blanco: “En los colores fantasía primero hay que decolorar el cabello hasta el blanco en dos fases, porque tras la primera queda amarillo, y luego hay que matizarlo con violeta para alcanzar el blanco. Sobre esa base se aplica el tinte, sea azul, verde, violeta o el que se quiera”, explica Rolando Poyatos, un peluquero español.

Si no se realiza la decoloración, un tinte azul sobre un cabello natural nunca va a dar como resultado el tono deseado. En un pelo claro, puede quedar verdoso. En un pelo oscuro sin decolorar, el resultado puede ser indescriptible. La decoloración sólo puede realizarla un profesional: cada zona del cabello se decolora a distinta velocidad, y estiman que en un pelo corto, todo el proceso podría durar dos horas.

A favor: dura sólo unos días

En general, estos tintes de colores imposibles se consideran semi permanentes: Tienen poca tenacidad, se agarran poco al cabello. Si quisiéramos mantenerlos más tiempo, habría que volver a la peluquería cada tres semanas a matizarlo.

En contra: cuidado con los tintes y la barba

Las imágenes de estos tipos con la barba azul son muy divertidas, pero esa zona es especialmente sensible a los tintes de baja calidad. Si se pretende teñir la barba, primero se debe saber que es un cabello muy duro y la piel de la zona es diferente a la de la cabeza.

Si en la barba no se utiliza un producto bueno, se puede llegar a una irritación muy severa que se extienda hasta el cuello.

A favor: ¡El pelo crece!

La mayoría de los hombres usa el pelo corto, lo cual es una suerte porque cualquier locura que hagan con su pelo puede volverse atrás con un rapado. Se puede considerar que es una gran ventaja que si después de teñirse el pelo de verde a un hombre no le gusta y se puede rapar. En dos o tres cortes ya se obtiene un pelo completamente nuevo.

Al fin y al cabo el pelo sigue creciendo y este tipo de looks son para divertirse, una oportunidad para probar cosas diferentes.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo