Luz verde al placer: se aprobó el uso del viagra femenino

Después de idas y vueltas, se autorizó la salida al mercado de la pastilla que promete ayudar a combatir la falta de deseo sexual en las mujeres

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos aprobaron este martes la venta del medicamento Addyi, considerado como "el viagra femenino". A diferencia de la famosa píldora azul, que asegura erecciones para los hombres, esta pastillita convenientemente rosa ayuda a recuperar el apetito sexual a las mujeres que lo han perdido. Así se promociona, al menos. 

Pero nada de Addyi para todas. La Agencia Federal del Medicamento (o FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la venta de flibanserina, como se conoce genéricamente este fármaco, siempre que se haga con receta y bajo la supervisión de un médico. Es que la droga no está pensada como un estimulante sexual corriente del tipo que se consigue en el sex shop amigo, sino que serviría para tratar afecciones como el trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH), que sufre 1 de cada 10 mujeres, según estudios recientes. 

Además, la pastilla estará recomendada sólo para las mujeres con buen estado de salud que aún no hayan alcanzado la menopausia y que hayan perdido la libido. ¿Cómo funciona? La descripción dura dice que el viagra femenino es un fármaco no hormonal que actúa sobre los neurotransmisores del cerebro, ayudando con lo que se conoce como anafrodisia o deseo sexual inhibido, o sea, una pérdida de interés en el sexo. Hasta ahora, esto se había tratado con psicoterapia o con hormonas. Así que esta droga, que permite vivir una vida sexual más plena sin necesidad de recurrir a Alessandra Rampolla, es más importante de lo que parece.

La llegada de la revolucionaria pastillita rosa, que fue considerada por algunos estudiosos como el cambio más importante en la salud femenina desde los anticonceptivos, no fue fácil. La FDA rechazó la salida al mercado del medicamento en 2010 y 2013, después de que expertos consideraran que tenía demasiados riesgos y pocos beneficios. Ahora, después del suficiente lobby y algunas mejoras, el viagra femenino llega al mercado. Pero cuidado, los efectos secundarios, bien advertidos en el envase, incluyen náuseas, somnolencia y mareo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo