sec-reposera

Los uruguayos se mandaron alto guiso

Cuatro horas de cocción, 600 kilos de carne, panceta y chorizo, 430 kilos de lentejas, 300 de papas, 100 litros de pulpa de tomate, 60 kilos de cebolla, 50 litros de aceite, 10 kilos de sal, tres de pimentón español y dos de orégano. ¿El resultado? Alto guiso. Alcanza, más o menos, para unos 10 mil platos.

Montevideo asumió este domingo el desafío de cocinar tremendo guiso de lentejas. No cualquier tremendo guiso. El guiso más grande del mundo que, con sus 2.365 kilogramos, supera la marca de 1.850 kilos que Guinness propuso a los organizadores del proyecto para entrar en el Libro Guinness de los récords.

Muchos voluntarios, muchos ingredientes, mucha paciencia en la elaboración. Dicen que salió rico. (EFE).


El proyecto, impulsado por Daniel Rama, director de la distribuidora de alimentos Emigrante, fue la actividad central de la jornada de ayer en la 110 Exposición Internacional de Ganadería y Muestra Internacional Agroindustrial y Comercial (Expoprado), de gran tradición en el país.

El dirigente de la empresa explicó a la agencia Efe que la idea surgió como una forma de "homenajear" a los migrantes que "vinieron de todas partes del mundo y que forjaron el país, así como para colaborar con la sociedad uruguaya”.

Los organizadores prevén que de la olla se obtengan unas 10.000 raciones, que se venden a 40 pesos (alrededor de 1,4 dólares). Los beneficios se destinarán a la Fundación Teletón de Uruguay, dedicada sobre todo a la habilitación y rehabilitación de niños y adolescentes con alteraciones neuromúsculoesqueléticas.

La escribana pública uruguaya encargada de constatar el proceso de elaboración del plato, Analía Cánepa, certificó el peso de 2.365 kilos del guiso y señaló que ahora solo falta recopilar toda la documentación y enviarla a Guinness para que "evalúe si se cumplen los requisitos para ser el guiso de lentejas más grande del mundo".

Por su parte, la cocinera al mando del proceso, Alicia Magariños, indicó a Efe que el plato "quedó exquisito" y que tanto las patatas como las lentejas estaban "en su punto". Explicó que para comprobar que el guiso, que se realizó en una olla de cinco metros de diámetro, estaba bien cocinado, era necesario probarlo "en varios puntos para asegurarse de que la cocción ha sido pareja" y mover los ingredientes "pasando siempre por el centro".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo