sec-corbata

Los gendarmes, huéspedes inesperados de los hostels

Por un tema de costos y de privacidad, algunos de los 300 agentes federales que arribaron el sábado a la ciudad duermen en rústicos alojamientos pensados para viajeros y estudiantes    
 

La ronda de mates se interrumpió de forma abrupta. Durante varios minutos, la mirada del cebador quedó clavada en las botas negras y en el uniforme verde de quien estaba apoyado en el mostrador de la recepción. El extraño intruso se identificó como "jefe de Gendarmería". Con gesto adusto y una tonada grave que paralizó a los estudiantes que estaban sentados frente al televisor, pidió hablar con el encargado del lugar. La charla fue breve. El hombre fue al grano. "Quiero todas las camas y la exclusividad del lugar", solicitó con los ojos fijos en los de su interlocutor. Ante la negativa, sacó una tarjeta de su bolsillo y la deslizó por el escritorio. "Pensalo y si cambiás de opinión me llamás a este número". Extendió su mano, dio media vuelta y se marchó. 

La situación aquí descrita ocurrió días atrás en un hostel ubicado en la zona oeste de la ciudad. Según pudo averiguar Rosarioplus.com, la misma visita se repitió en otros hospedajes con similares características. En seis albergues, las negociaciones llegaron a buen puerto. Allí, en precarios recintos que suelen ser frecuentados por jóvenes viajeros, se alimentan y descansan una parte de los primeros 300 gendarmes que el sábado llegaron a Rosario para volver a patrullar las barrios más golpeados por la inseguridad.

Las condiciones que pusieron los encargados de organizar esta logística fue que los agentes federales tengan "privacidad" y que no se los "mezcle" con otros huéspedes. "Querían las 60 camas que tengo y que cierre el lugar para ellos, la condición era que eche a los estudiantes. Como negocio era un golazo al ángulo. Pero no puedo rajar a la gente que tengo. Por eso les dije que no", explicó el dueño de uno de estos alojamientos a la hora de justificar su decisión de no aceptar la tentadora oferta. 

La cifra ofrecida por los nuevos inquilinos sedujo a muchos empresarios del rubro, quienes acomodaron sus instalaciones según los requerimientos solicitados. Los hostels reciben 150 pesos por día por cada gendarme hospedado (4500 al mes), cuando a un turista o a un estudiante se le cobra no más de 70 pesos por noche. Algunos albergues cerraron trato por tres meses y otros hasta diciembre. La idea es que la segunda tanda de gendarmes también se hospede en estos inmuebles. 

Sin embargo, en al menos tres hostels, la estadía de los uniformados duró menos de lo planificado: al no estar conformes con las instalaciones y con los servicios prestados, los gendarmes decidieron marcharse. De forma provisoria fueron reubicados en apart hoteles. "A los dueños de esos lugares les salió el tiro por la culata. No tomaron ninguna reserva y ahora se quedaron con todas las camas vacías", confió un empresario del sector.     

Por el hostel Avanti, ubicado en Rioja al 1800, deambula desde hace unos días un grupo de gendarmes. La presencia de los uniformados sorprendió a propios y a extraños. Al arribar las primeras camionetas, algunos vecinos pensaron que había un operativo en la zona y que el hostel, conocido en el barrio por sus ruidosas e interminables fiestas, formaba parte de las requisas y de los allanamientos. Con el paso de las horas, confirmaron lo impensado: los gendarmes eran los nuevos huéspedes del lugar. 

Un lugar para que los gendarmes distiendan luego de la tarea. FB Avanti Rosario
 

 

"Cuando llegan nos damos cuenta porque la cuadra se llena de patrullas. Por lo que tenemos entendido solo descansan y comen. Después vuelven a la calle", cuenta Graciela, una vecina de la cuadra. La mujer dice estar "encantada" con los nuevos residentes. "Vamos a tener más  tranquilidad y seguridad", agrega con una mueca de sonrisa en su rostro.

La noche cae y Graciela disfrutará su cena y su descanso sin el odioso sonido de la música a todo volumen. Los nuevos vecinos no arman fiestas. Son más bien reacios al bochinche.  
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo