sec-corbata

Los bancos griegos volverán a abrir el próximo lunes

Los nuevos ministros griegos juraron sus cargos luego de que este viernes el primer ministro, Alexis Tsipras, anunciara cambios en el Gobierno tras las disidencias surgidas por la aprobación de nuevos ajustes exigidos por los acreedores europeos para liberar el dinero que evite a Grecia la salida del euro. 

Las modificaciones se centraron en sustituir al ministro de Energía, Panayotis Lafazanis, y los cuatro ministros adjuntos que formaron parte de los 32 diputados de Syriza que votaron en contra del paquete de medidas pactadas con los acreedores en la votación del Parlamento el miércoles pasado.

Así, Lafazanis fue sustituido por Panos Skurletis, uno de los estrechos colaboradores de Tsipras, que dejo la cartera de Trabajo en manos de Yorgos Katrugalos, quien hasta ahora dirigía un viceministerio.

La destitución de Lafazanis era uno de los cambios esperados, pues es representante de la Plataforma de Izquierda, la corriente más radical dentro de la oficialista Syriza, opuesta a la aplicación de políticas de austeridad.

En una entrevista publicada en el diario Agora, Lafazanis afirmó que "la izquierda" perdió "su credibilidad y se arriesga a perder su propia alma", según citó la agencia de noticias EFE.

El ahora ex ministro sostuvo que Syriza no debe aceptar y aprobar el nuevo programa de rescate y que si persiste en este objetivo, se planteará unirse a otro partido, aunque afirmó que, por el momento, continuará luchando en las filas de su partido para defender "los grandes principios y valores" y "la orientación antimemorando (programa de rescate)".

Lafazanis hizo estas declaraciones después de que el Parlamento alemán aprobase el viernes comenzar las negociaciones sobre el nuevo "rescate" a Grecia, que puede ascender hasta 86.000 millones de euros a cambio de duras medidas de austeridad, que incluyen la suba del IVA, que entra en vigor el lunes y pasará en la mayoría de los casos del 13% al 23%, una reforma laboral, otra jubilatoria y un inédito proceso de privatizaciones.

Mientras que un decreto de Tsipras habilitó la reapertura de los bancos el próximo lunes y decidió flexibilizar ciertas condiciones del corralito pero mantener el límite permitido de retiro de dinero semanal en 420 euros.

El Parlamento griego se reunirá nuevamente el próximo miércoles para votar el segundo paquete de medidas que incluye la Ley de Enjuiciamiento Civil y la trasposición de la directiva sobre reestructuración y resolución bancaria, también a raíz del pacto exigido por sus socios en la eurozona a principio de semana.

Por otro lado, la remodelación del Gobierno incluye a un nuevo ministro adjunto perteneciente al socio de coalición, el nacionalista Griegos Independientes.

Se trata de Pavlos Jaikalis, un actor cómico sin experiencia política que será el nuevo ministro adjunto de Seguridad Social.

Un gesto que interpretado por los medios helenos como recompensa a la fidelidad de Griegos Independientes, que a pesar de haber expresado sus reservas acerca de la idoneidad de las reformas, votó en bloque a favor del principio de acuerdo.

Este nuevo puesto se suma a los seis que tiene la formación, todos viceministerios menos el ministerio de Defensa en manos de su líder, Panos Kamenos.

Ante la presencia del presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, y de Tsipras, los nuevos ministros, viceministros y ministros adjuntos asumieron el cargo en dos procedimientos diferentes: tres de los 10 ministros eligieron el juramento religioso ante un obispo de la iglesia ortodoxa, mientras el resto optó por el procedimiento civil.

Con esta renovación, Tsipras, de 40 años, pretende cohesionar el Ejecutivo de cara a conseguir llevar a cabo las negociaciones sobre un tercer "rescate" con los acreedores, un acuerdo que el primer ministro calificó como su prioridad inmediata.

Tsipras aseguró que seguirá gobernando en minoría hasta cerrar el acuerdo definitivo para un tercer programa de ayuda financiera, pero después de haberlo logrado puede que sea el turno de nuevas elecciones, como apuntó el ministro del Interior, Nikos Vutsis, quien incluso habló de septiembre u octubre como posibles fechas.

La nueva vocera del Ejecutivo, Olga Yerovasili, al ser consultada hoy tras la jura de los nuevos ministros de si el Gobierno es temporal, respondió que no se puede "predecir hoy", pues el "tiempo político es complicado" y todo dependerá de la "evolución" de los acontecimientos.

"Somos plenamente conscientes de lo que sucede. Tenemos plena conciencia del mal acuerdo y de sus difíciles medidas", dijo Yerovasili, que destacó que el Ejecutivo "apuesta por medidas compensatorias" que apoyen "a los medios y bajos estratos sociales y económicos".

Por su parte, el ex ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis admitió hoy que las reformas económicas impuestas a su país por los acreedores "van a fracasar" y que Grecia está sujeta a un programa económico que pasará a la historia como el mayor "desastre" macroeconómico.

En declaraciones a la BBC, Varoufakis, que renunció a principios de mes, dijo que "este programa va a fracasar quienquiera que lo aplique", afirmó Varoufakis, y añadió que el premier Tsipras, no tuvo otra opción que firmar el acuerdo.

"Nos dieron la opción entre ser ejecutados y capitular. Y él decidió que la capitulación era la última estrategia", señaló.

Grecia debe afrontar vencimientos de deuda por 3.500 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y los 1.600 millones impagos en junio al Fondo Monetario Internacional (FMI), dinero que saldrá del préstamo de urgencia de 7.000 millones de euros acordado por los dirigentes de la eurozona.

(Fuente: Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo