Llegó el fitito de las casas rodantes

Una casa rodante autosustentable para ser instalada en el lugar que se desee. En el medio de un bosque, en la cima de una montaña, en una isla desierta, cualquier lugar es posible con esta casita que lo tiene todo gracias a energías ecológicas.

La Eco-cápsula, diseñada por Eslovaquia Niza Arquitectos, está pensada para ofrecer la comodidad de las instalaciones del hogar en cualquier lado, aun cuando se encuentre fuera de la red eléctrica. Cada vaina es totalmente autosuficiente, gracias al viento y un sistema de batería con energía solar y de filtración de agua. Además su pequeño tamaño hace que sea extremadamente portátil.

La compañía describe en su sitio web que la cápsula, gracias a su inmensas posibilidades fuera de la red de vida, la portabilidad y flexibilidad en todo el mundo, es adecuado para una amplia gama de aplicaciones: desde una estación de investigación independiente, un albergue turístico, una vivienda de emergencia o una unidad de acción humanitaria".

 

 

Si bien la cápsula no pareciera ser más grande que un fitito, desde la empresa aseguran que cada vaina puede alojar "cómodamente" a dos adultos. En el interior hay dos camas, una cocina americana, baño y un pequeño espacio de trabajo con una mesa y sillas y cuenta con agua corriente, duchas de agua caliente y el lavado higiénico.

 

 

La vaina captura la energía eólica y solar, mediante una turbina de viento y paneles solares. También cuenta con herramientas para recolectar y reutilizar el agua de lluvia y el rocío. Todos estos dispositivos le dan una autonomía de hasta un año.

Aún no se sabe el costo de cada cápsula, pero se podrán realizar encargos a finales de este año, para recibir las unidades durante el primer semestre de 2016 y los costos finales variarían la ubicación. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo