sec-juego

Leo Mayer no falló y empató la serie

De este modo el equipo albiceleste igualó la serie con Brasil al cabo de la primera jornada en Tecnópolis

Argentina quedó igualada con Brasil 1-1 en la serie al mejor de cinco puntos que animan en Tecnópolis por la ronda inicial del Grupo Mundial 2015 de la Copa Davis, tras la sólida victoria del correntino Leonardo Mayer sobre Thomaz Bellucci por 6-4, 6-3, 1-6 y 6-3, que devolvió la ilusión luego de la derrota de Carlos Berlocq.

Mayer, nacido en Corrientes y ubicado en el puesto 29 del ranking mundial de la ATP, empleó dos horas y 42 minutos para doblegar a Bellucci (87) ante un marco de público menor al que se preveía, ya que acudieron a Tecnópolis unas 4.500 personas, poco más de la mitad de la capacidad total del estadio, que asciende a 8.290.

La jornada comenzó desfavorable para el equipo "albiceleste" por la sorpresiva derrota que sufrió Berlocq (67) ante Joao Souza (75) por 6-4, 3-6, 5-7, 6-3 y 6-2, en un partido extenuante que duró cinco horas.

La tranquilidad llegó con la victoria de Mayer, aunque la serie quedó abierta ya que restan jugarse tres puntos, uno de ellos el dobles en el cual los brasileños son amplios favoritos.

El clásico sudamericano, esta vez trasladado al tenis, tendrá su tercer capítulo mañana desde las 13 con el dobles entre los argentinos Diego Schwartzman (63) y Federico Delbonis (83) ante los especialistas brasileños Marcelo Melo (3) y Bruno Soares (12).

El domingo a partir de las 11 se enfrentarán 'Leo' Mayer y Souza, y luego cerrarán Berlocq y Bellucci, aunque los capitanes pueden variar el nombre de los protagonistas, sobre todo si la serie se define antes del quinto punto.

El ganador de la serie entre argentinos y brasileños jugará en cuartos de final en julio próximo ante el vencedor de la serie entre Serbia y Croacia, que por el momento favorece al país de Novak Djokovic por 2-0.

Las dudas que dejó Berlocq con su derrota fueron disipadas por Mayer, quien volvió a cantar presente y dejó al equipo con chances, tal como había sucedido en septiembre del año pasado, cuando se puso el traje de héroe ante Israel y evitó el descenso de categoría.

El correntino superó en la serie jugada en Sunrise a los israelís Bar Tzuf Botzer y Dudi Sela, es decir que ganó dos puntos clave para el 3-2 final que permitió a la Argentina mantenerse en el Grupo Mundial.

En su debut en Copa Davis en el país, el correntino comenzó muy bien, suelto y con buenas decisiones, ante un tenista como Bellucci que si bien no atraviesa su mejor momento, es peligroso cuando lo dejan tomar la iniciativa.

El correntino demostró mucha actitud cuando se recuperó de un quiebre en contra (3/4) y castigó con su derecha potente hasta revertir la situación desfavorable, así igualó el set (4-4) y luego se lo llevó por 6-4 tras apoderarse del servicio otra vez del brasileño.

En el segundo parcial, Mayer fue muy superior, con la táctica de abrir con su derecha para un lado y definir por el otro, buenos servicios y mucha agresividad, así quebró para 3-1 y se llevó la primera gran ovación de la tarde.

El andar impecable de "Leo" generó en el hincha argentino el primer canto de "Brasil decime que se siente...", sobre todo cuando se llevó el parcial por 6-3.

El argentino bajó su nivel en el tercer set, prácticamente lo entregó cuando cedió su servicio y quedó 2-0 abajo, luego 3-0 y el brasileño no paró de sumar hasta 6-1.

Mayer, consciente de la importancia de su punto, retomó el plan inicial y edificó de a poco su victoria, con derechas pesadas y profundas que mantuvieron a Bellucci a la defensiva, y en ese plano era muy superior y generaba muchos errores de su adversario.

El partido ganó emotividad e incertidumbre, ya que con el marcador 4-3 en favor del argentino, se jugó un larguísimo octavo game en el que cada vez se veía menos, entonces existía riesgo de que se pospusiera para mañana por falta de luz natural, algo que finalmente no se concretó.

Mayer quebró el servicio de Bellucci, se adelantó 5-3 y luego sirvió para partido, arengado desde un costado por el tandilense Juan Martín Del Potro, que le gritaba "atacalo, atacalo" con insistencia.

El correntino hizo caso y así llegó al match point con un punto de saque y red, y luego festejó el 6-3 que le dio la victoria, con una derecha profunda que Bellucci devolvió afuera y desató el festejo, largo y emotivo, de todo el banco de suplentes argentino.

El capitán debutante Daniel Orsanic fue el primero en abrazar a Mayer, consciente de que el correntino es la principal carta de triunfo en la eliminatoria ante los brasileños, y ante la ausencia de Del Potro, quien prometió sumarse en la próxima parada.

Argentina quedó igualada y este sábado irá de punto en el dobles, pero tiene todo para definir la serie el domingo, con Mayer, que se recibió de 'copero' en el país, y Berlocq, quien desea revancha.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo