La tormenta sumergió a la ciudad y trajo los problemas de siempre

El alerta esta vez acertó el pronóstico y los rosarinos pasaron, de festejar el día del trabajador a correr en busca de un lugar seguro para protegerse. El alerta meteorológico emitido en la mañana del viernes parecía no ser verosímil ya que en ese momento el sol se elevaba. Sin embargo, a partir de las 20 se tornó de un gris intenso, se cargó de nubes y explotó en una intensa tormenta que se estiró hasta cerca de las 6.

Raúl Rainone, titular de Defensa Civil actualizó, ante la consulta de Rosarioplus.com, las consecuencias del intenso temporal que afectó a la ciudad. “Hasta las 9 de la mañana, que es el registro del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), cayeron 91 milímetros; y desde que comenzó a llover cerca de las 21 del viernes hasta las 3 de la mañana, habían caído 50 milímetros”, detalló el funcionario.

Las ráfagas de viento ascendieron a más de 70 kilómetros por hora anoche cerca de las 21.30., factor por el cual hubo gran cantidad de árboles derrumbados: “Tenemos 21 árboles caídos, tomados por Parque y Paseos y la Central de Operaciones de Emergencia".

Rainone explicó a este medio que desde la zona sur recibieron la mayor demanda, y justamente allí fueron más intensas las ráfagas de viento. “De cualquier manera, a medida que la gente se vaya levantando y vea las consecuencias de la tormenta las demandas van a ser mayores”, completó.

¿Cómo sigue el clima?

El SMN renovó el alerta para la región, hasta las tres de la tarde, ya que continúan formándose áreas de lluvias y tormentas. Se espera que algunas de estas puedan ser localmente fuertes y estar acompañadas principalmente de ráfagas y abundante caída de agua en forma puntual. Sin embargo, ya entrada la tarde, se espera un mejoramiento de las condiciones durante la tarde.

La noche del vendaval 

Los fuertes vientos y la gran cantidad de agua derramada volvieron a producir anegamientos sobre todo en los barrios de zona sur, complicaciones en el tránsito debido a que el agua desbordó las calles, y hasta problemas con algunas ramas caídas en la ciudad.

Las estimaciones de una fuerte lluvia comenzó a hacerse realidad en otras localidades de la provincia antes de caer en la ciudad, como por ejemplo en la zona de Chañar Ladeado donde el granizo azotó durante un largo rato, lo mismo que en Venado Tuerto. En la ciudad de Rosario no se registró la caída de granizo.

Grandoli y Gutiérrez. Un gran tronco derrumbado por los fuertes vientos cayó sobre un auto. (@maf417)

Llueve sobre inundado

La tormenta produjo la sensación de estar guardándose todos los milímetros para la noche del viernes, es que en pocos minutos debido a la gran cantidad de lluvia las calles se inundaron de bote a bote, tapándose las bocas de tormenta. El túnel Celedonio Escalada se anegó, y en Arroyito también hubo reportes de problemas. En avenida Pellegrini desde Belgrano hasta entrado el Parque Independencia también se vio complicado el tránsito.

Túnel Celedonio Escalada totalmente repleto de agua, postal habitual (‏@damianzani33)

La tormenta eléctrica asustó, pero también despertó en la mayoría la necesidad de compartir las apocalíticas imágenes que vivían en las redes sociales. Así, de a poco, Facebook y Twitter se vieron también inundadas, pero de publicaciones con fotos de los distintos lugares de la ciudad. 

Una de las imágenes más sorprendentes era la del interior del shopping de la zona del Scalabrini Ortiz, en la que podía verse como el agua avanzaba por los pasillos en una foto tomada desde el hall del cine. 

 

 

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la tormenta puede extenderse hasta la tarde del sábado

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo