La toma de rehenes terminó con la muerte del secuestrador y algunos civiles

La Policía confirmó el deceso del delincuente identificado como Man Monis. Varios de los rehenes se encuentran heridos.

Un grupo de policías armados logró poner fin a la toma de rehenes en un bar de Sydney. Un hombre, de origen iraní instalado en Australia desde 1996, mantenía cautivas a varias personas. El delincuente y otras dos personas murieron en el operativo de rescate.

En el lugar se escucharon fuertes explosiones y disparos. Inmediatamente después, comenzaron a salir los rehenes que fueron auxiliados por equipos médicos y policías. Sin embargo, la cadena ABC informó que en el intercambio de disparos cayó muerto el delincuente, al igual que dos rehenes, un hombre de 34 años y una mujer de 38. Además, hay otras cuatro personas heridas.

El secuestrador, identificado como Man Monis, contaba con varios antecedentes penales. “Es un individuo fuera de lo común. No se trata de un hecho de terrorismo o un acto concertado”, dijo su ex abogado, Manny Conditsis, en declaraciones a la Australian Broadcasting Corp.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, se refirió al secuestro como un acto con "motivaciones políticas"  y se reunió a lo largo del día en dos ocasiones con el Comité de Seguridad Nacional.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo