sec-corbata

La oposición quiere la cabeza de un responsable político

En la vereda de enfrente del gobierno provincial van por más. La caída del secretario de Tecnologías de Gestión no los conformó. Quieren la dimisión de un funcionario político por el escándalo del escrutinio provisorio

La renuncia del secretario de Tecnologías de Gestión, Javier Echaniz, como encargado del polémico escrutinio provisorio, no satisfizo a referentes de la oposición al gobierno del Frente Progresista. Consideran que la decisión de correr al técnico fue tardía y piden renuncias de cargos políticos.

El concejal radical Jorge Boasso, candidato a vicegobernador del Pro, dijo en su cuenta de Twitter que “Javier Echaniz, responsable informático del escrutinio de Santa Fe no hacía nada sin el conocimiento previo de Rubén Galassi, su ministro”, en alusión al titular de la cartera de Gobierno y Reforma del Estado, y cuarto candidato a diputado provincial en la lista que encabeza el propio gobernador.

El concejal kirchnerista Roberto Sukerman recordó que “Echaniz era funcionario técnico y depende de un funcionario político”. Según su postura, un político tendría que dar un paso al costado, “y asumir responsabilidades que no han hecho”.

El funcionario presentó su dimisión el domingo. Bonfatti se la aceptó el lunes.
 

 

Según analizó el candidato a intendente del Frente Justicialista para la Victoria, el corrimiento de Echaniz “es tarde e insuficiente”, y remarcó que “está bien que se vaya, pero hay funcionarios políticos que también tuvieron responsabilidad”. 

Por su parte, el diputado del Movimiento Evita, Eduardo Toniolli, apuntó contra la senadora Alicia Ciciliani: “Dice que no ensucie a Echaniz por lo de la computadora de Medina, y vaya a la Justicia. Ya lo denunciamos penalmente y somos querellantes”. La alusión corresponde a la participación de Echaniz en la intervención sin autorización judicial sobre una notebook del empresario narco Luis Medina, asesinado el 29 de diciembre de 2013 en Acceso Sur y Ayolas. El gobierno nunca aclaró porqué mandó a Echaniz a meterse en el caso, tomar la computadora y desbloquearla. Un peritaje posterior de Gendarmería constató que no se eliminaron archivos de esa computadora, pero sí hubo quien hizo copias.

El diputado nacional camporista Marcos Cleri calificó esta medida de tardía y analizó que “este alejamiento suena más a cálculos políticos de conveniencia coyuntural, para tratar de fortalecer la figura de Lifschitz que a una necesidad real por buscar la tan pregonada transparencia”.

Hace una semana Rosarioplus.com había entrevistado al titular de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, y en aquella oportunidad nombró la necesidad de “que alguien pague por el error” en el recuento de votos. En aquella oportunidad Rubeo dijo: “Quiero ser bien pensado y hablar de negligencia. Pero alguien debe pagar este error, y creo que los asistentes que utilizaron el software deben apartarse”, explicó.

Mientras el candidato a vicegobernador, Alejandro Ramos, dijo tras la conferencia de Bonfatti que “el gobernador en vez de victimizarse tiene que tomar medidas responsables". 

 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo