sec-reposera

La mejor del mundo se quedó sin jugar

A la estatua de bronce de Lucha Aymar en Buenos Aires le robaron la bocha, un mes después de haber sido inaugurada. Antes le había pasado a la raqueta de Gabriela Sabatini.

Lo sufrió el Mendieta en la costa, las estatuas nuevas de bulevar Oroño, y también en Buenos Aires: el vandalismo urbano golpeó esta vez sobre uno de los últimos ídolos nacionales del deporte, la rosarina Luciana Aymar, o mejor dicho, su homenaje.

La estatua que a a fines del año pasado había sido inaugurada en la Costanera Sur de la Ciudad de Buenos Aires desapareció del pedestal, pegadita al stick de bronce donde el autor la había concebido.

El homenaje había sido una forma de coronar la brillante carrera de quien fue la mejor jugadora del mundo al dejar el seleccionado nacional de Las Leonas tras ganar el Champions Trophy disputado en Mendoza.

El sitio donde se encuentra la estatua de Lucha está en la Costanera Sur, en un rincón llamado “Paseo de la Gloria”, y comparte el paisaje junto a otros ídolos eternizados en el bronce: Gabriela Sabatini, Guillermo Vilas y Emanuel Ginóbili. 

Pero ahora a la rosarina la dejaron sin bocha para jugar, como antes le ocurrió a la escultura de Gaby, a quien le arrancaron la raqueta de las manos.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo