sec-corbata

La jueza citó a los padres de Lola

La jueza uruguaya a cargo del caso, Silvia Urioste, citó a los padres de Lola Chomnalez para el lunes próximo

Los padres de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada a fines de diciembre último en el balneario uruguayo Barra de Valizas, y una familia que estuvo veraneando allí poco antes del crimen fueron citados a declarar para el lunes próximo, informaron fuentes ligadas a la causa.

La medida fue dispuesta por la jueza de Rocha que investiga el caso, Silvia Urioste, quien nunca le tomó declaración a estos testigos porque antes el expediente estaba en manos de su colega Marcela López.

Por orden de la magistrada, a las 10 horas del lunes próximo deberán declarar Adriana Belmonte y Hernán Chomnalez, padres de Lola, y también una familia argentina que estuvo en Valizas para la fecha del crimen.

La víctima, de 15 años, había viajado al balneario el 27 de diciembre para alojarse en la casa de su madrina, Claudia Fernández, quien se encontraba junto a su esposo Hernán y el hijo de 14 años de éste.

Al día siguiente, la chica salió a caminar por la playa, alrededor de las 14, desapareció y fue encontrada asesinada dos días después a unos 4 kilómetros de la casa de su madrina, en una zona de médanos.

El abogado de Fernández, Gustavo Bordes, explicó que la jueza quiere escuchar en persona a los padres de Lola y también a una mujer, su hija y su hijo adolescentes, ya que éste último frecuentó la casa porque se había hecho amigo del hijo de Hernán durante las vacaciones.

En tanto, el letrado dijo que por ahora no hay ninguna orden de la jueza para que se le efectúe una extracción de sangre al hijo del esposo de la madrina de Lola, pero que la madre del chico está dispuesta a realizársela ella en forma voluntaria.

"La mamá se la quiere hacer por las versiones que hay sobre el hijo", sostuvo Bordes, luego de que la mujer criticara a los medios uruguayos al afirmar que tratan al adolescente "como un asesino".

La jueza ya cuenta con la sangre del padre de este chico, por lo que si su madre se somete a una extracción voluntaria se puede hacer un análisis genético sin exponer al menor de edad a esa prueba.

En el marco de la causa, se encontró sangre en la mochila, un pareo y un libro de Lola hallados en la playa el 14 de enero, pero tras efectuarse un cotejo de ADN con 10 personas que estuvieron detenidas tras el crimen, todos los resultados dieron negativos.

Por otra parte, Bordes dijo que la jueza recibió la ampliación de una pericia forense que confirmó que el crimen de Lola se produjo entre las 16 y las 18 del domingo 28 de diciembre, lo cual coincide con el relato de su madrina, que dijo que la chica salió alrededor de las 14 a caminar.

"Esto es importante porque se estaba perdiendo tiempo en una línea de investigación que no es la correcta", sostuvo el abogado.

(Telam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo